Seitán, tofu o soja texturizada: ¿cuál es el mejor sustituto de la carne?

Si vas a comenzar una dieta vegetariana o una dieta vegana seguramente te harás muchas preguntas acerca de qué alimentos pueden sustituir perfectamente la carne y poder así acallar las reticencias que pueda ponerte tu entorno. Lo habitual es que se nos diga al dejar de comer carne y pescado no lograremos cubrir las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo y solo conseguiremos coger una anemia.

Es cierto que las carnes aportan sobre un 20% de la proteína de alta calidad que nuestro cuerpo precisa, además de minerales y vitaminas esenciales como la B12, pero también es verdad que existen numerosos recursos para equilibrar nuestra dieta sin tener que recurrir a productos de origen animal. Si quieres saber cómo, en este artículo te hablamos en detalle sobre cuál es el mejor sustituto de la carne: el seitán, el tofu o la soja texturizada. ¡Toma nota!

¿Por qué optar por la soja texturizada, el tofu o el seitán para sustituir la carne?

La dieta vegana y la vegetariana van más allá de restringir el consumo de alimentos de origen animal y la principal diferencia entre una y otra dieta es que un vegano no consume ningún producto de origen animal ni los producidos por animales, mientras que algunos vegetarianos si consumen productos como la miel o los huevos. Tanto en uno como en otro tipo de dieta resulta complicado ingerir los mismos nutrientes que si comieses pescado, carne o lácteos, pero si se recurren a los alimentos adecuados y sabes cómo combinarlos, entonces puedes conseguir estar bien nutrido. Los especialistas recomiendan vigilar los niveles de vitamina B-12 y procurar que un experto en nutrición valore nuestra dieta y cómo nos encontramos de salud.

En la actualidad podemos encontrar muchas opciones a la carne y el pescado en los supermercados. Muchas veces incluso tomando el mismo aspecto exterior que algunos de los platos de carne y pescado más populares. Así, es posible encontrarse con hamburguesas, salchichas o nuggets elaborados a base de alimentos como el seitán, la soja texturizada o el tofu. Unos alimentos de lo más aconsejables sea cual fuere el tipo de dieta que sigas, incluso las dietas omnívoras deberían introducir este tipo de alimentos para reducir la ingesta de carne e introducir opciones más saludables. Pero, ¿cuál de estos tres alimentos es la mejor opción a la carne?

La soja texturizada, un ingrediente muy versátil

soja texturizada variedades

ArtCookStudio || Shutterstock



La soja es una leguminosa con un alto aporte de proteínas y unos excelentes valores nutricionales. Es un hidrato de carbono de gran calidad, siendo mejor aún que los garbanzos. Se suele emplear como sustituto de la carne en la preparación de platos como la lasaña, hamburguesas, guisos, albóndigas o salsa boloñesa, entre otras variedades. Una vez texturizada, la soja adquiere un aspecto muy similar al de la carne y suele venderse en pedazos de diferentes tamaños que es preciso rehidratar con agua o caldos. Otro de sus puntos positivos es que no contiene grasas saturadas ni colesterol, siendo un alimento muy saludable y versátil.

Seitán, rico en calcio y con pocas calorías

Sharaf Maksumov || Shutterstock

Este alimento no es tan fácil de encontrar en supermercados y grandes superficies, siendo ideal comprarlos en herboristerías. El seitán es un alimento ideal para sustituir la carne: está compuesto por agua y gluten de trigo, presentando una textura muy similar al de la carne de ternera. Aunque es muy insípido, se le pueden agregar especias y salsas para darle un toque de sabor. No es apto para celíacos, contiene calcio, es bajo en sodio y posee una cantidad de calorías muy baja.

Tofu, una alternativa para la carne con mucha proteína

tofu beneficios

El tofu se elabora con semillas de soja, coagulante y agua, siendo muy insípido y requiriendo también especias y salsas para añadirle el toque de sabor que deseemos. Se puede encontrar en diferentes texturas, desde blando a duro, siendo conocido también como el queso vegetal. Suele poder encontrarse con mucha facilidad en supermercados y aporta una cantidad de proteínas interesante, pero no tan alta como la soja texturizada o el seitán. Si que aporta gran cantidad de calcio y fósforo, siendo ideal para la elaboración de multitud de recetas.