Aprende a cocinar el cuscús para disfrutar de todas sus propiedades

Cocinar cuscús

El cuscús o cous cous es un plato tradicional de origen bereber elaborado con sémola de trigo duro. Su nombre proviene de la palabra seksū o kseksū, cuyo significado es redondo o redondito, haciendo referencia al aspecto final que presenta el grano tras cocinarlo, apenas un milímetro de diámetro. Su origen se remonta al siglo XIII, siglo del que data una primera mención del plato como receta muy popular entre la población morisca de Al-Ándalus.

Así, el cuscús es el alimento básico de muchos pueblos del Norte de África, aunque puede encontrarse como ingrediente en platos de otros países del mundo. Si tu también deseas introducir el cuscús en tu dieta, en este artículo te ensañamos cómo cocinar el cuscús para disfrutar de todas sus propiedades. ¡Atrévete a probarlo!

¿Qué beneficios te aporta el cuscús?

El cuscús tiene un gran número de beneficios nutricionales que lo convierten en un alimento de lo más interesantes para mejorar nuestra salud y alimentación. Entre sus principales propiedades se destaca que es un alimento ideal para personas con diabetes y deportistas pues son ricos en hidratos de carbono complejos y pasan a la sangre de forma lenta.

Asimismo, el cuscús es un alimento muy energético ya que, además de hidratos de carbono, cuenta con almidón y vitamina B1, aportando una gran cantidad de energía, algo que lo convierte en un alimento ideal para deportistas y quienes precisan extras de energía. Por otra parte, el cuscús es rico en ácidos grasos saludables y fibra, siendo beneficioso para el corazón y el sistema cardiovascular, además de para mejorar las digestiones y el tránsito intestinal.

Cómo cocinar el cuscús para sacarle todos sus beneficios


PiraPora || Shutterstock

Además de hidratos de carbono, el cuscús posee proteínas, especialmente en forma de gluten, por lo que no es apto para celíacos, poca grasa, fibra, vitaminas del grupo B, vitamina E y minerales como potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, calcio y cinc. Toda una cantidad de minerales y vitaminas que lo convierten un alimento único que puedes cocinar de forma sencilla siguiendo una serie de recetas básicas.

Cómo cocer cuscús

Una de las principales recetas saludables para hacer cuscús es hervir una taza de cuscús en 2 tazas y media de agua con un poco de sal. Para ello es preciso echar el cuscús al agua cuando llegue a ebullición, añadiendo previamente una pizca de sal. Hay que dejar que cueza durante unos 20 minutos y dejarlo reposar fuera del fuego al menos unos 5 minutos. Se puede servir acompañado de verduras en ensalada o verduras cocidas. Una receta saludable sencilla y exquisita.

Cómo hacer una ensalada fría de cuscús

El cuscús también puede prepararse en ensalada, siendo ideal para tomar en frío. Una ensalada ligera y fresca que es deliciosa para un día de calor. Para esta ensalada nos proponen ingredientes como el pimiento rojo, tomates, maíz dulce, berenjena, rúcula y hojas de hierbabuena. Unos ingredientes que pueden añadirse o eliminarse en función de gustos. Se ha de aliñar con zumo de limón, aceite de oliva y pimienta.

Cómo cocinar cuscús con zanahoria y calabaza

Entre las verduras que puedes añadir al cuscús se destaca la zanahoria y la calabaza, dos verdura ligeras y ricas en betacaroteno que puedes comer acompañado el cuscús tanto en frío como en caliente. Para preparar este plato debes rehogar la zanahoria, la calabaza, la cebolla y el ajo con aceite de oliva y cocinarlas bien, sin que se peguen. El cuscús ha de cocerse en agua y mezclarse con las verduras una vez cocido. Una vez preparado se ha de espolvorear la mezcla con pimienta negra.