9 ideas y consejos para cocinar con el microondas

cocinar en microondas consejos

Es uno de los electrodomésticos que más tarde ha llegado a la gran mayoría de hogares y uno de los que ha supuesto una verdadera revolución respecto a la manera de cocinar tradicional. Los actuales microondas no solo sirven para calentar la leche del desayuno sino que pueden ayudarte a preparar infinidad de platos en pocos minutos.

Si quieres sacar el máximo partido a tu microondas, el secreto está en utilizarlo adecuadamente, empleando los recipientes idóneos y respetando los tiempos de cocción de cada alimento. Para disfrutar de recetas saludables, sin demasiadas complicaciones, sigue estos 10 trucos y consejos para cocinar con el microondas:

1. Recipientes

Utiliza siempre recipientes aptos para microondas. Solo algunos tipos de vidrio, plástico o cerámica lo son. Asegúrate de ello desechando los envases con elementos metálicos o incluso algunos de plástico (si no se especifica que son adecuados pueden, al calentarse, desprender sustancias tóxicas). Infórmate también todo las cosas que no debes meter al microondas bajo ningún concepto.

Tampoco vale el mismo recipiente “para todo”, tienes donde elegir: envases cerrados, bandejas y bols de distintos tamaños, bolsas para cocer al vapor, film transparente (nunca papel de aluminio)…

2.Comprueba la potencia de tu microondas

De ella depende el tiempo de elaboración de cada uno de los platos que vayas a preparar. Dedica el tiempo necesario a conocer las prestaciones de tu electrodoméstico (hacer alguna prueba para cogerle el “truco” merece la pena). Para que te hagas una idea aproximada, el microondas cocina en un cuarto de tiempo respecto a la cocina tradicional (si un pescado al horno tarda cuarenta minutos en el micro tardará unos diez).

cocinar al micrrondas perjudicial

 

3. Trocea y coloca bien los ingredientes

Ten en cuenta que el calor que desprenden las ondas con las que cocinas se expande de fuera hacia adentro. Esta es la razón por la que algunos alimentos no se hacen de manera homogénea. Para evitarlo, procura trocearlos en porciones de tamaño similar (por ejemplo, las verduras) y, en caso de querer cocinar distintas piezas a la vez (por ejemplo unas porciones de pollo), coloca siempre las más gruesas en el borde del plato y las más finas en el centro. Recuérdalo también a la hora de calentar  (un puré, un arroz, unas patatas…) repártelas alrededor formando un círculo y dejando menos cantidad en el centro.


4. Descongelación

No cocines directamente un alimento congelado (se “aguará” incluso se “quemará” en los bordes). Descongela primero, a baja potencia, y después utilízalo como creas conveniente.

5. Cocinar verduras en el microoondas

Si quieres hacer unas verduras recurre a recipientes bajos y anchos. Puedes prepararlas hervidas, en envase abierto, o bien taparlas con film transparente para tener una estupenda y saludable receta de verduras al vapor (recuerda hacer unos orificios en el film).

6. Derretir al baño María

El microondas también es perfecto para cocinar al “baño María” en pocos minutos. Solo necesitas un recipiente con agua en el que introducir otro más pequeño con el alimento que vayas a hacer. También es una excelente forma de derretir chocolate, caramelo o mantequilla para elaborar tus postres (hazlo siempre a mínima potencia).

7. Cuando aderezar los platos

Si vas a preparar un plato de carne o pescado échale imaginación y añade los condimentos que mejor le vayan (un poco de limón, vino blanco, orégano, pimienta, un toque de aceite de oliva…) pero deja la sal para después (una vez cocinados).

8. Tiempo de cocción

Es importante que la comida repose antes de ser servida. No te excedas en el tiempo de cocción y deja que tu plato se asiente 1 - 2 minutos (ya fuera del microondas, continuará haciéndose aunque tú no lo veas).

9. Microondas - Grill

Si tu electrodoméstico tiene función grill aprovéchala y prueba a hacer “asados” (por ejemplo un pollo). En este caso, no olvides, a mitad de cocción, dar la vuelta a los alimentos.