Las 4 técnicas culinarias más saludables para preparar tus platos

Formas saludables de cocinar

Seguir hábitos saludables de vida y perder peso no pasa únicamente por elegir alimentos light, o escoger una dieta estricta. La clave en tu objetivo de adelgazar estará más bien en la forma de cocinar tus alimentos. Y es que, más allá de eliminar los carbohidratos o las grasas de tu alimentación, la técnica culinaria que emplees te ofrecerá unos beneficios u otros.

Existen ciertos alimentos que se consideran prohibidos en las dietas de adelgazamiento como son las patatas o el huevo, por ejemplo. Aunque realmente lo prohibido es cocinarlo con aceite y freírlos. Sin embargo, si se utilizan estos y otros alimentos, a priori prohibidos, pero cocinados con otras técnicas, acabarán por convertirse en saludables.

Descubre las técnicas culinarias más saludables para preparar tus platos y comprueba cómo tus objetivos de perder peso se consiguen con unos simples cambios en la manera de cocinar.

¿Cuáles son las técnicas culinarias más saludables?

Los rebozados, las salsas, los aceites... no tendrán cabida en las formas de cocinar a emplear si se busca una alimentación y beneficios saludables, por lo que habrá que descartarlas.

A continuación te ofrecemos cuáles son las técnicas culinarias más saludables por las que puedes optar.

Cocinar al horno

Cocinar al horno es una de las técnicas culinarias más saludables porque no necesitas nada más que el alimento que quieras cocinar. Esta técnica consiste en introducir tu comida en el propio horno y cocerlo mediante el calor. Sin líquidos, con poca grasa y sin la necesidad de taparlo. Solo bastará con colocarlo sobre las bandejas.

Al horno puedes cocinar numerosas recetas de carnes, pescados y verduras saludables y sabrosas con poco aceite. No te olvides que antes de cocinar tendrás que precalentar el horno  a la temperatura que consideres conveniente.

Cocinar al vapor

No solo es rápido y práctico, sino que es una de las formas más sanas de cocinar. Con una simple olla que se pueda tapar y contenga un cestillo, ya puedes emplear esta técnica.

Al cocinar al vapor hay que evitar confundirlo con hervir. Y es que al cocinar al vapor los alimentos no están en contacto con el agua. Las verduras suelen ser el ingrediente más utilizado en esta técnica.

Cuando se cocina al vapor es posible que los alimentos pierdan parte de su sabor y parte de sus nutrientes. A pesar de ello, cocinar al vapor va a favorecer la pérdida de peso. Y, en el caso de querer añadirle algo de sabor, se pueden incluir especias de distintos tipos.

Cocinar a la plancha

La plancha es otra de las técnicas culinarias sanas y rápidas para preparar tus comidas. En estos casos tienes que tener en cuenta que puedes optar por las planchas eléctricas o por aquellas de hierro fundido que van directamente en la vitro. Pese a estas opciones, una sartén también te servirá.


Lo bueno de cocinar a la plancha -más allá de ser saludable-, es que mantiene el sabor del alimento; siempre y cuando este sea fresco y de calidad.

A la hora de usar esta técnica culinaria ten en cuenta que:

  • En solo unos minutos tendrás hecha tu comida.
  • No pinches ni cortes los alimentos. De esta manera haces que se pierdan sus jugos y, con ello, sus micronutrientes (vitaminas y minerales).
  • Evita el uso de aceite y grasa para cocinar en la plancha. Unta los alimentos previamente en la plancha para evitar que se peguen.
  • No dejes que se quemen. Si quieres que se hagan bien por dentro, baja el fuego durante su preparación.

Cocinar al wok

Esta técnica culinaria asiática también es perfecta para que tus recetas sean saludables. Para ello necesitarás disponer de un wok, que es como una mezcla entre sartén y olla.

Al cocinar al wok podrás hacer todo tipo de alimentos, carnes, pescado, setas, verduras... Para conseguir que tus platos queden bien, mantengan todas sus propiedades y sean saludables, tienes que:

  • Asegurarte que el wok  está caliente antes de introducir los alimentos.
  • Incluir tan solo un par de gotas de aceite.
  • Hacer que los ingredientes tengan una forma y tamaño similar.
  • Poner primero los alimentos duros y luego incluir el resto.
  • Mover frecuentemente los alimentos.
  • Añadir los adrezos saludables cuando el wok siga caliente.

Si sigues estos pasos conseguirás explotar los máximos beneficios de esta forma de cocinar saludable.

Más allá de estas técnicas culinarias, comer los alimentos crudos también será una forma saludable de ingerir los alimentos. Escoge la opción que más te convenza y disfruta de todas las propiedades de los alimentos sin preocuparte por tu peso.