5 mitos sobre la nutrición y el deporte que debes conocer

Vitaminas y minerales necesarios para deportistas

Existen muchas afirmaciones sobre la nutrición deportiva que se aceptan como ciertas, pero en realidad muchos de estos conceptos son erróneos. De hecho, si has oído o leído en algún sitio que cuánto más sudes, más peso pierdes o que saltarse comidas ayuda a adelgazar, realmente te va a servir de ayuda la información que hoy te proporcionamos.

A continuación, queremos que conozcas las consecuencias de descuidar tu alimentación si eres deportista y desmontamos algunos de los mitos más comunes sobre la nutrición y el deporte que debes saber:

1) Si me salto comidas perderé más peso

Todo lo contrario. El cuerpo necesita los nutrientes de las distintas comidas del día, dado que al no ser proporcionados, el organismo se ve forzado a gastar las reservas de grasa y músculo para poder seguir en funcionamiento. Se sabe que comer menos cantidad, pero más veces al día, contribuye a absorber, digerir y asimilar mucho mejor los nutrientes de los alimentos. Además, según los especialistas y médicos expertos en nutrición, saltarse las comidas acarrea riesgos para la salud.

Aparte de incrementar el peligro de sufrir lesiones, saltarse comidas va ligado con una vida mucho más sedentaria por culpa de la falta de energía necesaria para el organismo, así como provocar que se llegue a la siguiente comida con mucho apetito, haciendo más propenso el caer en la tentación del picoteo entre horas o engullir sin ni siquiera masticar bien los alimentos y saborearlos. Lo ideal para evitar todos estos problemas y comer de una forma sana, es apostar por 5 comidas al día.

2) Cuánto más sudo, más adelgazo


Este es otro de los mitos de la nutrición deportiva que debes conocer. Aunque muchas personas crean que sudar más es señal de perder más quilos, la verdad es que el sudor aparece cuándo el cuerpo sube de temperatura y necesita refrigerarse. Así que deshidratarse como método para bajar de peso es una mala opción, puesto que el agua y minerales que se pierden sudando, se vuelven a recuperar tras rehidratar de nuevo al cuerpo.

3) Si hago ejercicio puedo comer de todo

Otro de los errores más habituales es creer que tras ir al gimnasio, hacer deporte o cualquier tipo de ejercicio físico, por muy duro que sea, puedes darte un gran banquete. Después de realizar ejercicio se deben recuperar algunas sustancias esenciales para el organismo, pero siempre del mejor modo para la salud: con comidas saludables y equilibradas.

4) Carbohidratos y proteínas, determinantes para tener más músculo

Las proteínas y los carbohidratos entran en juego tras realizar ejercicio, tonificando y regenerando la musculatura rota durante el entrenamiento. Sin embargo, no te equivoques; un buen deportista no sólo se alimenta a base de arroz y pollo. Para desarrollar los músculos correctamente se deben seguir unas pautas programadas, en las cuales intervienen la alimentación y el entrenamiento. Además de una planificación de la rutina diaria, así como del fin de semana, los horarios, los hábitos, las intolerancias, el tiempo, los conocimientos culinarios, los gustos y el presupuesto del que se dispone. En definitiva, hay que tener muchos aspectos en cuenta, antes de realizar una dieta para desarrollar la musculatura.

5) Es mejor la grasa vegetal que la grasa animal

Como regla básica, esto no es cierto y, por ello, es otra de las mentiras y mitos de la nutrición deportiva. Cada una aporta sus propios ácidos grasos y proteínas que ejercen distintas funciones en el organismo. En base a la persona, la calidad y la cantidad esto puede variar. Lo que para algunas personas puede ser muy bueno, para otras puede hasta llegar a ser perjudicial para su salud. Nunca se debe generalizar respecto a la alimentación, puesto que cada cuerpo tiene necesidades distintas.

Recuerda siempre consultar con tu médico o especialista en nutrición deportiva si deseas empezar con una dieta para desarrollar los músculos o para perder peso. No olvides que la base de una buena calidad de vida para contar con salud es muy sencilla, basta con seguir una dieta sana y equilibrada, además de realizar ejercicio de manera regular.

GF