¡No abuses de estas bebidas azucaradas! Tu salud te lo agradecerá | BioTrendies

¡No abuses de estas bebidas azucaradas! Tu salud te lo agradecerá

bebidas azucaradas ejemplos

No son solo los refrescos tienen consecuencias negativas para la salud, también los zumos (naturales o envasados), los néctares de frutas, los batidos o las bebidas energéticas son una fuente de azúcares que se transforman en calorías que ingerimos casi sin darnos cuenta.

¿Cuáles son las bebidas azucaradas que más se consumen?

El consumo ocasional de cualquiera de estas bebidas no es en absoluto perjudicial, pero hay que ser conscientes de que su excesiva presencia en la dieta (especialmente si hablamos de nutrición infantil), puede provocar importantes problemas de salud, desde el sobrepeso, hasta la diabetes o distintas enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular. Entre las bebidas azucaradas habituales de las que no debemos abusar podemos encontrar:

Zumos envasados

Los hay de todos los sabores y con mayor o menor contenido en fruta. Estos zumos pueden ser de dos tipos: bien de fruta exprimida ( los más "naturales" y generalmente refrigerados), o bien elaborados a base de concentrados. Estos últimos se obtienen siguiendo un doble proceso. Primero se deshidrata el zumo en origen, es decir, se elimina el agua (para conseguir el concentrado y facilitar el transporte) y, posteriormente, se reconstituye añadiéndole de nuevo el agua y, además, vitaminas, azúcares o edulcorantes, conservantes, etc. Cuando en este tipo de productos, el contenido en zumo no alcanza el 50% ya no hablamos de zumo sino de néctar. Los néctares de frutas son, por tanto, una de las bebidas que más porcentaje de azúcares puede llegar a tener (dependiendo de las distintas marcas, más de la mitad de lo que tomamos es agua y azúcar). Cuando el azúcar se sustituye por edulcorantes, el aporte calórico disminuye notablemente.

GrooveZ || Shutterstock

Bebidas con leche + zumo

Irrumpieron con fuerza en el mercado hace unos años y su consumo no ha dejado de aumentar. Combinan los beneficios de dos alimentos saludables (la leche y el zumo de frutas), pero hay que tener en cuenta que los porcentajes de ambos, en la mayoría de estas bebidas, es mínimo, (entorno al 10% - 15% de leche y entre el 7% - 15% de zumo). El resto suele ser agua y azúcares (o edulcorantes).

Bondar Illia || Shutterstock



Batidos comerciales

Aunque su composición es muy variada, el ingrediente principal de estas bebidas es la leche, lo que las convierte en una buena fuente de calcio y otros nutrientes. Ya sean de frutas o de sabores como la vainilla o el chocolate, la cantidad de azúcar de un batido tradicional (no “light”) es realmente elevada. Para que te hagas una idea, un envase de 250 ml. puede llegar a contener el equivalente a 3 sobres de azúcar. Se trata, por tanto de una bebida de importante aporte calórico que siempre ha de consumirse de manera ocasional (no abusar a la hora de dárselos a los niños). En aquellos elaborados con leche desnatada y edulcorantes (aspartamo, sacarina…) ese aporte se reduce considerablemente.

Bebidas energéticas

Están pensadas para aportar energía extra al organismo principalmente a la hora de afrontar una actividad física intensa. Por eso, su contenido en hidratos de carbono (azúcares) es muy elevado. Son bebidas para deportistas y no deben tomarse de forma habitual, ya que son calorías que, de no consumirse, solo provocarán problemas de sobrepeso.

Las mejores bebidas energéticas para deportistas

Zumos naturales

Está demás decir que resultan saludables por su aporte en vitaminas, antioxidantes y minerales y también porque proporcionan la fibra que el organismo requiere (siempre que en ellos esté incluida la pulpa), pero, aunque sean naturales, su contenido en azúcar (fructosa) es elevado y en ningún caso deben sustituir a la ingesta de fruta entera. La fructosa es pura energía (ideal un buen zumo para empezar el día) pero si esa energía no se consume, se traducirá en grasas acumuladas. La principal fuente de hidratación siempre debe ser el agua y no los zumos de frutas por muy naturales que sean.

Slobodan Kunevski || Shutterstock

En definitiva, las bebidas azucaradas a nuestro alcance son muchas y muy variadas, empezando por los refrescos y terminando por algo tan saludable como un zumo natural de frutas. No son malas pero hay que ser conscientes de su aporte calórico a la hora de seguir una dieta equilibrada libre de una ingesta excesiva de azúcares. Junto con un mayor consumo del agua, otra alternativa sería un té o una infusión, pues gracias a los principios activos de estas plantas podemos obtener ciertos beneficios para nuestra salud. Eso sí, si tomamos la decisión de añadirles azúcar, entonces el efecto deseado será el contrario.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No