Aprende a hacer hummus casero con estos sencillos pasos

elaborar hummus casero

El hummus es una crema de garbanzos cocidos y aderezada con un chorro de limón, sésamo y aceite de oliva. Se trata de un plato de procedencia árabe que se suele tomar de aperitivo en los países que forman parte de Oriente Medio, aunque en la actualidad goza también de gran popularidad en todo Occidente.

¿Por qué es tan saludable el hummus?

Se trata de una receta natural y muy saludable con un alto valor nutricional para el organismo. Uno de sus principales beneficios es su alto aporte proteico, lo que lo transforma en un alimento muy sano y en un tentempié muy saludable cuando se sigue una dieta de adelgazamiento, debido a que tiene un alto poder saciante.

Además, este plato típico del mundo árabe aporta también una gran cantidad de minerales, como hierro, magnesio, fósforo, calcio y potasio, así como una dosis elevada de vitaminas del grupo B, ácido fólico, niacina, tiamina y riboflavina.

tomar hierro

bitt24 || Shutterstock

Precisamente, y debido a su alto aporte de minerales, el hummus es un alimento muy indicado para combatir los estados de depresión, el estrés o el insomnio. Y su alto contenido en ácido fólico lo convierten en un plato ideal para mujeres embarazadas y para el correcto desarrollo del feto.

En cuanto al aporte graso, el hummus contiene la cantidad idónea de ácidos grasos esenciales, como el ácido linoleico y el ácido oleico, dos aliados perfectos para el correcto mantenimiento de las células. Además, se ha comprobado que su alto valor proteico y su bajo contenido en grasas lo convierten en el alimento perfecto para prevenir la acumulación de colesterol en las arterias.

Más alimentos eficaces para combatir el colesterol malo

Asimismo, esta deliciosa receta árabe contiene hidratos de carbono de absorción lenta, que aportan energía de forma más prolongada, y ayudan a mantener unos correctos niveles de glucosa en sangre.

diferencias carbohidratos simples y complejos

bitt24 || Shutterstock

Finalmente, el ácido fítico y las saponinas compuestas que contienen los garbanzos son considerados unos excelentes protectores de las células, tanto es así, que numerosos estudios científicos han revelado que estos compuestos pueden, incluso, ayudar a prevenir el cáncer.

¿Cómo preparar el hummus?

Aunque actualmente podemos encontrar hummus preparado en la sección de refrigerados de cualquier supermercado, el humus casero es mucho más saludable porque no contiene conservantes ni estabilizantes artificiales.

Ingredientes necesarios

Su elaboración es muy sencilla, y para prepararlo sólo necesitaremos un bote de garbanzos cocidos, 3 cucharadas de tahina o pasta de sésamo, 3 cucharadas de aceite de oliva, un diente de ajo, dos cucharaditas de comino molido, el zumo de medio limón, una cucharada de vinagre, una cucharadita de sal, y unos 100 ml de agua.

Paso 1

El método de preparación más casero, es utilizando un mortero o un tenedor para machacar todos los ingrediente. Sin embargo, si queremos conseguir una textura óptima en poco tiempo, es recomendable utilizar una batidora o un brazo triturador.

Paso 2

Una vez que hemos añadido todos los ingredientes del hummus casero, empezamos a batir suavemente, y vamos echando el agua progresivamente para evitar que quede demasiado espeso. No es recomendable echar todo el agua de golpe, ya que de esta manera no podremos ir comprobando la textura que adquieren los ingredientes con la batidora.

Paso 3

Para su correcta presentación, es recomendable extender la pasta de hummus sobre un plato o fuente plana, y para la decoración, se le pueden poner nos cuantos garbanzos sin triturar, un chorro de aceite de oliva, y una cucharada de pimentón dulce espolvoreada sobre la superficie.

Anna_Pustynnikova || Shutterstock

El hummus se suele acompañar con pan de pita, pero si queremos hacerlo aún más natural y bajo en calorías, también podemos untarlo sobre unas tiras de zanahoria o apio fresco.