¿Qué son los ácidos grasos esenciales?

acidos grasos esenciales funciones

Los ácidos grasos esenciales (AGE) son un tipo de grasas que nuestro organismo no puede sintetizar por sí solo, de manera que es necesario ingerirlos a través de la alimentación. Los distintos tipos de lípidos que necesita el ser humano se clasifican en saturadosmonoinstaurados y poliinsaturados. Los ácidos grasos esenciales se engloban dentro del último grupo, el de los poliinsaturados, y se conocen dos clases: el omega 3 (o ácido linolénico) y el omega 6 (ácido linoileico). Una vez ya sabes qué son los ácidos grasos esenciales, es importante conocer la relevancia de sus funciones en nuestro metabolismo.

Gracias a estos componentes, el organismo humano puede sintetizar sustancias, como por ejemplo, células nuevas, el colesterol 'bueno' o HDL, neurotransmisores cerebrales, antiinflamatorios naturales, etc. Con ello, los ácidos grasos esenciales forman una parte importante de las células y hacen posible la conexión entre neuronas y entre todo el sistema nervioso.

Además, ten en cuenta que una dieta pobre en ácidos grasos esenciales puede provocar graves consecuencias en nuestra salud (artritis, dermatitis, reacciones alérgicas fuertes, agravamiento del dolor menstrual, dolores de cabeza intensos, depresión, insomnio, hiperactividad, etc.).

¿En qué consisten los ácidos grasos esenciales?

Como hemos señalado anteriormente, la clasificación de los ácidos grasos esenciales es muy escueta. Se conocen dos tipos de ácidos grasos esenciales, que a su vez pertenecen al grupo de los ácidos grasos poliinsaturados, ya que el organismo no tiene la capacidad de sintetizar este tipo de grasas. Descubre a continuación en qué consisten los ácidos grasos esenciales y cuáles son sus aportaciones principales a nuestro organismo.

mujer-sujetandose-el-codo

 

Las funciones de los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 son múltiples. Por un lado, juegan un papel importante en la formación de las membranas celulares, la conexión neuronal y las transmisiones químicas del cerebro y de la vista. Por otro lado, permiten producir hormonas y aportan propiedades antiinflamatorias. Por último, y no por ello menos importante, el omega 3 y el omega 6 ayudan a garantizar el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, reducen el riesgo de padecer problemas cardíacos y disminuyen los triglicéridos y el colesterol.

Con todo, los ácidos grasos esenciales ayudan a prevenir enfermedades o a aliviar sus síntomas como por ejemplo, artritis reumatoide, lupus, diabetes, problemas urinarios, quistes de ovarios o bultos en las mamas, etc.

Alimentos que aportan ácidos grasos esenciales




Es posible que en este momento te estés planteando la siguiente cuestión: si nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar este tipo de grasas, entonces ¿dónde podemos encontrar ácidos grasos esenciales? Lo cierto es que existe una gran cantidad de alimentos que aportan ácidos grasos esenciales a nuestro organismo, en especial el pescado azul, las verduras de hoja verde, los frutos secos y las semillas. Los pescados azules son la fuente principal de omega 3, mientras que el omega 6 está presente en los aceites vegetales y los frutos secos.

tomate-bayas-cereales-salmon-legumbres-aceite

A continuación, te descubrimos una lista de algunos de los alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6 para que puedas incorporarlos a tu dieta. Recuerda siempre contar con la opinión de un médico o nutricionista:

  • Pescados: salmón, sardinas, boquerones, atún, caballa, bacalao, arenque, trucha.
  • Verduras de hoja verde: espinacas, brocoli, coles de Bruselas, coliflor.
  • Legumbres: lentejas, garbanzos, judías.
  • Frutas: aguacate, fresas, frambuesas.
  • Aceites: aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de sésamo.
  • Frutos secos: nueves, avellanas, anacardos, almendras, pipas de calabaza, pipas de girasol.
  • Semillas: semillas de lino.

Finalmente, es importante que sepas que es esencial consumir ambos tipos de ácidos grasos esenciales de forma equilibrada, ya que un exceso de un tipo de grasas podría anular el efecto del otro. No olvides preguntar a un profesional de la nutrición cualquier duda que tengas sobre los ácidos grasos esenciales y sus características principales antes de tomar cualquier decisión que modifique tu alimentación diaria.

Craevschii Family | Shutterstock