8 formas de aprovechar el limón

limon usos

Su sabor ácido le hace ser especial, para bien y para mal. Amado por muchos y también odiado por unos cuantos, precisamente por ese fuerte sabor que siempre tiene, el limón es sin duda una de las frutas más populares que podemos encontrar hoy en todo el mundo. Ya sea para darle un toque de sabor a la carne o al pescado, para disfrutar de un refresco con un toque más ácido o para tomarlo con un poco de agua y aclarar nuestra garganta, los usos y propiedades del limón son casi infinitos.

En nuestro día a día estamos siempre en contacto con esta fruta, de mil formas diferentes. Ya no es solo por la gran cantidad de recetas que añaden un poco de zumo de limón exprimido, para darle un toque especial, sino también por las propiedades que el propio limón tiene para nuestra salud. De hecho, muchos lo conocen como un auténtico antibiótico natural, y aunque su poder no llega a ser tanto como el de muchas pastillas, su acción cien por cien natural equilibra las cosas. El gran aporte de vitaminas que nos ofrece esta fruta es también una de las principales razones para consumirla.

Usos del limón más allá de su aroma y su acidez

El limón es un espectacular bactericida, ya que logra depurar nuestro organismo de toxinas dañinas. Eso hace que no solo pueda atajar los resfriados y gripes en invierno, sino que también protege nuestro organismo previamente, para estar mejor preparados ante estas amenazas. La función desinfectante del limón es también conocida por todos, y aunque es cierto que suele picar bastante cuando nos ponemos un poco de limón en las heridas (o hacemos gárgaras con zumo de limón para eliminar las llagas de la boca), su eficiencia parece más que comprobada.

agua tibia con limón para desayunar

 

 

Como puedes ver, ya sea en las comidas, exprimido en forma de zumo o de manera natural, el limón es un alimento perfecto para cualquier dieta. Aquí te presentamos ocho formas de sacarle el máximo provecho a esta fruta:

1. Es un excelente diurético natural

Para eliminar los cálculos de la vesícula y los riñones, siendo uno de los mejores diuréticos naturales para conseguir deshacer estas piedras que se forman en nuestro organismo y expulsarlas de la manera menos traumática.

2. Actua como depurativo




Desintoxicación del hígado, cuando hayamos pasado una noche movidita y hayamos bebido más de lo debido, lo mejor es tomar un vaso de agua con algo de zumo de limón recién exprimido, totalmente en ayunas. Esto facilitará que nuestro sistema digestivo se ponga en marcha, así como ayudará a limpiar nuestro hígado.

Piotr Marcinski || Shutterstock

Piotr Marcinski || Shutterstock

3. Protege el cerebro

Aprovechar la cáscara rayada del limón para cualquier receta, aportando no solo un sabor muy especial, sino también mucha tengeretina, un nutriente que ayuda a nuestro cerebro a mantenerse sano y que puede llegar a prevenir enfermedades como el Parkinson.

4. Regula los alergenos y el azúcar

Aliviar las alergias y bajar el azúcar en sangre bebiendo zumo de limón recién exprimido, mezclado igualmente con agua. Escoger siempre el zumo de limón antes que los refrescos como la limonada, ya que estos contienen precisamente demasiado azúcar.

Dima Moroz || Shutterstock

Dima Moroz || Shutterstock

5. Lucha contra los radicales libres

Consumir frecuentemente jugo de limón, ya sea en ensaladas o directamente bebido, puede ayudarnos también a prevenir enfermedades cancerígenas, ya que una de sus funciones es evitar la expansión de las células que están mal en nuestro cuerpo.

7. Tiene efectos antiinflamatorios sobre la piel

El jugo de limón es también un buen remedio casero contra las verrugas, ya que tiene una función antinflamatoria que funciona muy bien sobre nuestra piel, de la misma forma que la hace mantenerse más limpia y con menos manchas.

Artem Furman

Artem Furman

8. Es un limpiador y desodorante excepcional

Más allá de nuestra nutrición o de nuestra salud en sí, el limón también puede ser de gran ayuda en casa, por ejemplo, mezclando un poco de jugo con las bolsas de basura para evitar el mal olor, o limpiando las frutas y verduras con un poco de limón para desinfectarlas por completo.