¿Qué es mejor: la miel o el azúcar?

que es mejor tomar miel o azucar

¿Eres de los que a la hora de preparar un café con leche prefiere endulzarlo con un poco de miel o, te inclinas más hacia el azúcar? En general, y sobre esta cuestión, las opiniones suelen estar divididas. Hay quienes adoran el sabor y la textura que aporta la miel y otros, por el contrario, buscan exclusivamente el toque dulce del azúcar.

Actualmente podemos encontrar muchos argumentos en contra del azúcar, especialmente del azúcar refinado que compramos en cualquier supermercado. Pero ¿por qué es tan perjudicial este tipo de endulzante? ¿Es tan natural como creemos?

por que sustituir el azucar

 

 

Lo primero que hemos de tener claro, es que el azúcar está presente en muchos de los alimentos que comemos cada día, y no sólo en las cucharadas que añadimos a la infusión o al café.

Listado de alimentos que más azúcar contienen

Cuando hablamos de azúcar, nos referimos a una gran cantidad de endulzantes que tienen diferentes composiciones químicas. En el caso del azúcar común (el refinado) su principal componente es la sucralosa, un carbohidrato que se encuentra en diversas plantas como, por ejemplo, en la caña de azúcar. A su vez, la sucralosa se compone de dos tipos de endulzantes: la glucosa y la fructosa.

Lo peor del azúcar

El uso continuado de azúcar en la dieta puede ocasionar algunos problemas a nuestra salud. Por ello, es importante reducir la ingesta de azúcar refinado, ya que debemos tener en cuenta que otros muchos alimentos frescos contienen ya de por sí azúcar de forma natural.

 




El azúcar no nos aporta ningún nutriente, por eso, se dice que la ingesta de azúcar tan sólo nos aporta las denominadas calorías vacías. Esto quiere decir que por cada gramo de azúcar consumido, tan sólo obtenemos energía a través de sus calorías, pero nada más.

Todos los alimentos procesados que contienen azúcar añadida, pueden acabar siendo perjudiciales para nuestro hígado. Y es que, a diferencia de la glucosa, que es muy necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo; la fructosa, sin embargo, no desarrolla ninguna función importante en nuestro cuerpo.

En este sentido, una dieta con alto contenido en fructosa puede acabar dañando seriamente nuestro aparato digestivo y, más concretamente, nuestro hígado, debido a la dificultad que este órgano tiene para metabolizarla.

Syda Productions || Shutterstock

Además, se ha demostrado científicamente que una dieta con alto contenido de azúcar puede causar una cierta resistencia a la insulina, que podría acabar ocasionando una diabetes tipo 2, o alguna enfermedad relacionada con el metabolismo.

Lo mejor de la miel

Desde tiempos muy antiguos este endulzante ha gozado de gran popularidad en todo el mundo debido, entre otras muchas cosas, a las múltiples propiedades medicinales que se le atribuyen a la miel. Pero sin duda alguna, la miel destaca por ser un alimento con una gran variedad de nutrientes esenciales que ayudan a nuestro organismo a mantenerse más sano, como por ejemplo: las vitaminas. como la vitamina A, la C, la D, la B1, la B2 y la B6. Además de múltiples minerales como el cobre, el potasio, el calcio y el manganeso.

mama_mia || Shutterstock

Uno de los principales beneficios que aporta la miel, es que nos ayuda a reforzar el sistema inmunológico, y nos hace más resistentes frente a determinadas enfermedades. Gracias, sobre todo, a su alto contenido en antioxidantes como los flavonoides y los fenólicos.

Asimismo, la miel es la aliada perfecta frente a determinadas enfermedades comunes como la gripe o los resfriados porque, al igual que muchos otros medicamentos, actúa como un antiviral y antiinflamatorio natural.

lzf || Shutterstock

Y a diferencia del azúcar, la miel nos ayuda a regular mejor los niveles de glucosa en sangre gracias, en parte, a su contenido equilibrado en fructosa y glucosa.