¿Cómo rebozar los alimentos si no puedes tomar gluten?

Las personas celíacas o que presentan alergia o intolerancia al gluten deben evitar ingerir esta proteína común en numerosos cereales. Si éste es tu caso, en la cocina, a la hora de rebozar o empanar los alimentos, tienes distintas opciones para que tus recetas queden deliciosas y te sienten bien.

La harina de trigo y el pan rallado, derivado de este cereal, son los productos más utilizados para los rebozados pero contiene gluten, por lo que, no son aptos si existe intolerancia. Además, hay que tener especial cuidado con las harinas que combinan distintos cereales, como por ejemplo la de trigo y maíz, muy común, y también con la posible contaminación cruzada que pudiese producirse.

Algunas ideas alternativas para hacer, con total seguridad y tranquilidad, unos trozos de pollo o pescado rebozados, unos filetes empanados, unas croquetas o unas verduras en tempura sin gluten son:

Puré de patatas

Toleres o no el gluten, si no has probado este método de empanado, cuando lo hagas verás que los alimentos quedan muy ricos y crujientes. Simplemente necesitas un sobre de puré de patatas en copos y tener en cuenta que la pieza que vas a preparar esté impregnada de alguna sustancia, por ejemplo, aceite de oliva o un marinado, para permitir que los copos se adhieran correctamente.

Sea Wave || Shutterstock

Copos de maíz

Los tradicionales copos de maíz para el desayuno pueden servir, también, para hacer un rebozado tipo “crocanti”. Este cereal no contiene gluten pero es importante señalar que algunas personas celiacas también presentan intolerancia a la proteína del maíz. Si no es tu caso, puedes utilizar los copos para empanar. Para este fin, elige aquellos que no sean azucarados y puedes triturarlos, de manera sencilla, colocándolos en una bolsa de plástico y pasándoles un rodillo. Te quedarán como si fuese un pan rallado con textura gruesa.

 

Harina de trigo sarraceno o alforfón

Pese a su nombre, este alimento no tiene nada que ver con el trigo. El trigo sarraceno no contiene gluten y es un alimento rico en nutrientes, vitaminas, minerales, antioxidantes y proteína de alto valor biológico. Su harina tiene un sabor algo más intenso que el de la de trigo y puedes utilizarla exactamente igual.

trigo sarraceno propiedades


Harina de garbanzos

Cada vez más empleada no solo para rebozar, sino también para dar consistencia a salsas, como la bechamel de las croquetas. Proteína vegetal y fibra son dos de sus componentes básicos de la harina de garbanzos, capaces de enriquecer cualquier plato.

Dream79 || Shutterstock

Harina de arroz

Es una harina súper ligera, muy digestiva y absolutamente libre de gluten. La harina de arroz no solo es recomendable para personas con celiaquía sino para todo el mundo, especialmente si de lo que se trata es de preparar una saludable tempura de verduras.

natashamam || Shutterstock

Quinoa

La quinoa es un pseudo cereal, de excelentes propiedades nutricionales, puede ayudarte a conseguir empanados y rebozados de lo más originales. Por ejemplo, prueba a untar, con yogur, una pechuga de pollo y luego, cúbrela bien por ambos lados con granos de quinoa previamente hervida. Unos minutos en el horno y ya tienes un plato sorprendente, saludable y sin gluten.

marekuliasz || Shutterstock

Semillas de sésamo

Otra buena idea para rebozados extra crujientes. Con estas semillas de sésamo tostadas, puedes hacer una rica cobertura sobre cualquier alimento que quieras freír. Para que las pequeñas semillas queden bien adheridas, pasa previamente el alimento por huevo batido. Con las croquetas, por ejemplo, como sustituto del pan rallado, dan un resultado genial.

Por último, recuerda que a la hora de freír tus rebozados libres de gluten debes utilizar siempre aceite limpio, sin que haya sido utilizado previamente para cocinar otros alimentos que, quizá, sí pudiesen contener gluten. De esta manera evitarás la contaminación cruzada.

Sin gluten