Bebidas para celíacos: ¿qué puedo beber sin gluten?

bebidas raras del mundo

Lo primero que pensamos cuando nos diagnostican una alergia o intolerancia al gluten es que se nos acaba el mundo. Tendremos que cambiar totalmente nuestros hábitos de alimentación, renovar una dieta donde el gluten ya no tiene lugar, y esto afecta tanto a las bebidas como a las comidas.

Por suerte, en este último capítulo el apocalipsis es menor y tenemos muchas bebidas para celíacos, sin gluten, que pueden disfrutar sin problemas. Como no la mejor es el agua, pero hay más tanto sin alcohol como alcohólicas.

Las mejores bebidas sin alcohol para celíacos

Más allá del agua, el mejor complemento para cualquier comida y que no debemos dejar de beber bajo ningún concepto, la lista de bebidas sin alcohol sin gluten es larga. Por ejemplo, encontramos el café en todas sus formas (natural, descafeinado, torrefacto, en grano, molido, soluble, solubles instantáneos, extractos solubles de café...) y la achicoria, uno de los sucedáneos de café sin cafeína más populares.

La leche, a menudo acompañante del café en los desayunos, tampoco tiene gluten. En el caso de las vegetales, conviene asegurarse primero leyendo la etiqueta.

Tampoco encontramos gluten en la gaseosa, las sodas, los zumos y néctares de frutas, el mosto y los refrescos de cola, naranja, limón, manzana, tónicas o bitter. El capítulo de bebidas glutenfree sin alcohol lo cierran las infusiones de hierbas naturales, sin aromas, entre las que se incluyen el té, la manzanilla, la menta o la tila, entre otros.

Eso sí, nunca hay que beber infusiones, cafés o chocolates de máquinas automáticas expendedoras, ya que pueden contener gluten, igual que las bebidas malteadas.

Bebidas sin alcohol que podrían contener gluten

Al ser bebidas de máquina no tenemos ninguna etiqueta donde comprobar si contiene gluten.


Nunca está de más fijarnos en la etiqueta, especialmente cuando estamos delante de las infusiones con aromas, néctares de frutas con edulcorantes, bebidas energéticas o isotónicas, sucedáneos de café -excepto la achicoria-, la horchata y los refrescos en polvo, light, sin azúcar, sin cafeína o similares, que en ocasiones contienen gluten. Por eso es importante fijarnos bien en la etiqueta y evitar sustos.

Bebidas alcohólicas aptas para celíacos

vino tinto beneficios

Prácticamente todas las bebidas alcohólicas son glutenfree, aunque hay mucha leyenda urbana al respecto así que vamos a desmenuzarlas una a una. Por ejemplo, todos los tipos de vino son aptos para celíacos, ya sean tintos, rosados, blancos, amontillados, dulces, el vermouth o espumosos, lo que además del cava incluye la sidra.

Tampoco suponen ningún peligro el brandy o coñac, el ron de caña, el anís, el tequila, el aguardiente de frutas, vino, sidra o curaçao, la ginebra, el patxarán o la ratafia.

La primera leyenda urbana nos llega con el whisky y el vodka, que efectivamente durante mucho tiempo estuvieron en la lista de bebidas prohibidas para celíacos, pero que la han abandonado y ya están entre las bebidas sin gluten. ¿Por qué? El secreto está en el destilado. Ambas bebidas se producen a partir de cereales que contienen gluten, de ahí su prohibición inicial, pero se ha comprobado que durante el destilado se elimina el gluten, así que en ese sentido no suponen ningún problema.

La cerveza

Seguro que en este repaso a las bebidas alcohólicas para celíacos echas de menos la cerveza, que es otro foco de mitos y leyendas.

Está claro que la cebada es la base de cualquier cerveza, y al ser uno de los cereales prohibidos para celíacos este colectivo no puede beber cerveza. Sin embargo, los grandes productores cerveceros han encontrado un gran filón en ellos, y cada vez es más fácil encontrar cervezas sin gluten en el mercado. Algo que no se puede decir de las cervezas sin alcohol ni gluten, de las que hay muy pocas referencias. Como siempre, antes de comprarla mira la etiqueta.