Bebidas alcalinas ¡tenlas en cuenta!

Agua ionizada, zumos vegetales y de frutas como el limón o el pomelo, infusiones de hierbas y raíces determinadas… estas son algunas de las bebidas naturales consideradas alcalinas, que pueden resultar beneficiosas para lograr el equilibrio de los líquidos que componen nuestro cuerpo evitando múltiples disfunciones, desde problemas estomacales hasta la fatiga, la osteoporosis o las afecciones derivadas de un sistema inmunológico debilitado.

La clave de las bebidas alcalinas está en el pH

El potencial de Hidrógeno (pH) es la medida que sirve para determinar el grado de iones de Hidrógeno contenidos en una sustancia. “Traducido”, lo que indica el pH  es el mayor o menor nivel de acidez de cualquier compuesto, incluido los fluidos presentes en nuestro organismo.  Lo opuesto a la acidez es la alcalinidad. Del correcto equilibrio entre estos dos conceptos, acidez – alcalinidad, depende, en gran medida, nuestra salud y bienestar.

Dima Moroz || Shutterstock

El metabolismo por el que se alimentan nuestras células hace que produzcamos sustancias de desecho en nuestro interior, entre ellas distintos tipos de ácidos. El hecho de ingerir alimentos alcalinos y bebidas es importante para frenar los efectos negativos que un exceso de esos ácidos puede provocar.

La escala del pH va del O al 14. Entre el 0 y el 7 están las sustancias más ácidas, mientras que entre el 7 el 14 se sitúan aquellas de mayor alcalinidad, siendo el pH 7, el neutro. El pH sanguíneo debe oscilar entre el 7,35 y el 7,45, es decir, debe ser ligeramente alcalino. Si nuestro pH está por debajo de 7, hay que tomar medidas porque indicaría un exceso de ácidos (acidosis) que podría traducirse en:

  • Dificultad a la hora de la correcta absorción de nutrientes y eliminación de sustancias tóxicas.
  • Aumento de la fatiga.
  • Deficiencias en el sistema inmunológico.
  • Pérdida de densidad ósea (osteoporosis).




pathdoc || Shutterstock

Bebidas para alcalinizarte

En la dieta cotidiana deben predominar los alimentos y las bebidas alcalinas frente a las ácidas para mantener nuestro Ph en equilibrio y ganar en salud. Para ello podemos elegir entre las bebidas más alcalinizantes, entre las que destacan:

  • Agua alcalina: el agua tiene un ph neutro pero podemos, añadiéndole los minerales adecuados (potasio, sodio, manganeso…) siempre en proporciones moderadas, lograr un efecto no solo depurativo sino, también, alcalinizante.

limon usos

  • Zumo de limón: son muchas las frutas aconsejables si se trata de rebajar los niveles de ácidos del organismo. Los zumos naturales a base de plátano, papaya, melón, uvas, sandía, piña, pera o aguacate, refrescan, aportan gran cantidad de vitaminas y cumplen a la perfección con este cometido. Si hay que destacar algún zumo en especial es el del limón (pH 3,5) que, pese a que pudiera parecer lo contrario (por su sabor), es un poderoso alcalinizante a incluir en la dieta. Los zumos con lima o con pomelo también lo son.

 

  • El té verde o blanco: rico en antioxidantes y bajo en teína (a diferencia del té negro), su aporte en potasio, calcio y magnesio lo convierten en una de las principales bebidas alcalinas.
  • Infusionesmanzanilla, jengibre y diente de león… una infusión a base de cualquiera de estas plantas (raíz de jengibre) es sin duda una excelente opción para rebajar los niveles de acidez.

  • Zumos vegetales o caldos de verduras: los batidos y caldos vegetales son especialmente aconsejables en una dieta alcalina que pretenda reducir la acidez del pH.  Los más efectivos para este fin son los vegetales de hoja verde, entre ellos las espinacas, los berros o la lechuga (con los que elaborar numerosas combinaciones de zumos y batidos). Un caldo en el que no falten la zanahoria, el brócoli y una ramita de apio es también un excelente aliado para combatir la acidosis y buena idea para depurar el organismo y devolverle su equilibrio interno.