8 beneficios de usar ajo en tu día a día | Propiedades del ajo para la salud

8 beneficios de usar ajo en tu día a día

ajo propiedades

Quizá no sea el alimento que mejor aliento nos deja, pero el ajo aporta un sabor distinto a nuestros platos. Y gracias a las propiedades del ajo como la alicina o la vitamina B se trata de un alimento muy beneficioso para la salud. Si queremos aprovechar todos los beneficios del ajo se recomienda comerlo crudo y en ayunas, aunque por suerte tenemos bastantes alternativas para cocinarlo. Descubramos por qué comer ajo es tan beneficioso.

1. Mejora la circulación y reduce la presión sanguínea

La vitamina B del ajo ayuda a reducir los niveles de homocistina, una sustancia que endurece los vasos sanguíneos aumentando las posibilidades de coágulos, trombos o problemas en las arterias coronarias. La aliina, alinasa y alicina del ajo son clave en esta mejora de la circulación, lo que también reduce la presión sanguínea y el riesgo de sufrir una enfermedad derivada de la presión alta. En los hombres, el ajo también es afrodisíaco, ya que aumenta el flujo sanguíneo en el pene facilitando la erección.

Sergei Domashenko || Shutterstock

Sergei Domashenko || Shutterstock

2. Reduce el colesterol

La alicina de la que antes hablábamos también es muy beneficiosa para el sistema cardiovascular. Entre otras cosas reduce el colesterol malo en un 9%, y desde la Fundación Española del Corazón recomiendan incluir ajo en la dieta para controlar ese colesterol, además de como remedio depurativo, antiséptico y antibacteriano.

3. Un antibiótico natural

Seguro que alguna vez, cuando has tenido la gripe o algún resfriado, alguien te ha aconsejado que comas ajo. Su consumo fortalece el sistema inmunológico, estimula las defensas, ayuda a curar las infecciones leves o a cicatrizar heridas. Estos poderes se conocen desde hace décadas, y ya en la II Guerra Mundial, ante la escasez de medicamentos, el uso del ajo era muy habitual en el ejército de la Unión Soviética como sustituto de las medicinas.

Resfriado común

4. Bueno para el hígado...


El ajo es un excelente desintoxicante, por lo que su consumo ayuda a depurar toxinas, eliminar parásitos o metales pesados (mercurio, restos de medicamentos, etc.) que el hígado no puede procesar. La vitamina A, la vitamina B y la vitamina C estimulan la función hepático, y además el ajo ejerce de antiinflamatorio en caso de sufrir hígado graso. Despertarse con los ojos y la cara hinchados y un mal sabor de boca suele ser sinónimo de hígado sobrecargado, y el ajo nos ayuda a combatir el problema.

5... y bueno para la anemia

La importante aportación de vitaminas y minerales también es de ayuda cuando estamos bajos de hierro. Ya hemos visto que el ajo es bueno para la sangre, pero además estimula los jugos gástricos facilitando una mejor digestión del hierro. También protege de enfermedades en caso de anemia y eleva las defensas.

Dima Moroz

Dima Moroz || Shutterstock

6. Es digestivo

Ese estímulo a los jugos gástricos hace que también los alimentos se digieran y absorban de forma más adecuada. Gracias al ajo el páncreas y el hígado funcionan mucho mejor, dando como resultado unas digestiones más cómodas. Al principio hay quien se siente mal, pero una vez acostumbrados al consumo de ajo no deberíamos tardar en empezar a notar los beneficios. El ajo cuida los intestinos y sus propiedades antisépticas y antibióticas protegen al aparato digestivo de diferentes enfermedades incluido el cáncer de colon.

7. Es descongestionante

El ajo también es un remedio casero muy común en caso de resfriados, ya que tiene efectos descongestionantes. Ayuda a liberar las vías respiratorias, desinflama los bronquios, ejerce como experctorante y no podemos olvidar la función antibiótica de la que ya hemos hablado. También sirve en casos de sinusitis o ataques de tos. Podemos hacer vahos o jarabes caseros a base de ajo.

Piotr Marcinski || Shutterstock

Piotr Marcinski || Shutterstock

8. Bueno para la piel

No podemos acabar nuestro repaso a para qué sirve el ajo sin hablar de sus beneficios para la piel. Es curativo y embellecedor, con un gran poder antioxidante que ayuda a la piel a regenerarse y mantenerse joven. También es un estimulante para la renovación celular y combatir el acné. Hay dos formas de utilizar estas propiedades, tomando un diente de ajo en ayunas con un vaso de agua o haciendo una mascarilla casera.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No