Guarniciones saludables: ¿con qué acompañar la carne?

guarniciones sanas para carne

¿Eres de plato único o de dos platos? Si eres de los primeros, no olvides acompañar el plato con una guarnición lo más saludable posible, y si eres de los segundos uno debe ser el principal y el otro un acompañante, un entrante que también pueda hacer de guarnición. En el caso de la carne, muchas veces nos decantamos por las patatas fritas como guarnición, pero no son el ejemplo más saludable que tenemos. Por eso vamos a descubrir las guarniciones más saludables con qué acompañar la carne, ya sea roja, blanca, hamburguesas...

Verduras y ensaladas

Como alternativa a las patatas, en muchos restaurantes nos ofrecen las verduras a la plancha como guarnición. Las verduras siempre son una opción muy saludable y recomendable, y el calabacín, la berenjena, los champiñones -aunque no sean una verdura en sí-, la alcachofa, los espárragos o el pimiento se prestan a prepararlos perfectamente de esta manera. Se pueden combinar sin problemas, y combinan muy bien con las carnes de ave (pollo, pavo) o con las carnes preparadas a la plancha.

Otro clásico de las guarniciones vegetales son las ensaladas, una guarnición ligera perfecta para los platos más pesados. A diferencia de las verduras a la plancha o salteadas, que pierden parte de sus nutrientes en el cocinado, al estar los alimentos crudos ingeriremos todos los nutrientes que nos aportan. Puedes optar por una ensalada tradicional, o por darle un toque exótico, por ejemplo, con una ensalada de col japonesa o añadiendo piña. Eso sí, igual que pasa con la pizza la piña caliente como guarnición es de esos alimentos que los adoras o no puedes ni verlos.

Ideas para preparar ensaladas que no engorden

GANNA MARTYSHEVA || Shutterstock




Las patatas

Nuestro tubérculo preferido merece un capítulo a parte. Ya hemos comentado que las patatas fritas no son la guarnición más saludable del mundo debido a la gran cantidad de aceite que tienen; y menos si son patatas fritas de bolsa. Sin embargo tenemos varias posibilidades de aprovechar los beneficios de la patata. Por ejemplo, las patatas al horno o el puré de patatas. Algo parecido podemos decir del hummus, el famoso puré de garbanzos, que también dará un toque oriental a tus platos.

Sea Wave || Shutterstock

Los cereales

Más allá de las guarniciones vegetales, podemos utilizar también los cereales, otra buena manera de combinar la proteína animal de la carne con la vegetal de la guarnición. Si hablamos de cereales, el arroz es el que se lleva todo el protagonismo aunque encontramos excelentes alternativas como la sémola de trigo. Ingrediente habitual en la cocina oriental, nos aporta una cantidad interesante de vitamina K y otros nutrientes como minerales o vitaminas A y B. Además, no tiene colesterol, lo que en cierto modo compensa el de la carne.

cocinar arroz recetas sanas

Pero es mucho más habitual encontrar arroz como guarnición de carnes, y una vez más las opciones que nos ofrece son casi infinitas, desde el arroz blanco que podemos bañar en salsa, si se trata de una carne guisada, hasta los arroces más exóticos. Un pequeño risotto puede darle un toque diferente y muy saludable al plato, lo mismo que el arroz tres delicias, y si quieres aligerar un poco un plato pesado la ensalada de arroz es una alternativa muy válida a otro tipo de guarniciones.

Uno de los alimentos más de moda es la quinoa, que se considera un superalimento por su valor nutricional, y que también conjuga de maravilla con cualquier tipo de carne. Muchas veces la quinoa aparece como alternativa al arroz, ya que además de ser más nutritivo necesitamos menos tiempo para cocinarla y es más ligera, por lo que puede acompañar las carnes más pesadas. Su aporte de fibra o proteínas es muy elevado, y también es una fuente muy saludable de ácidos grasos omega 3 y omega 6.