Descubre por qué el arroz es imprescindible en una dieta equilibrada

arroz beneficios

Desde hace más de 7.000 años el arroz ha sido el gran protagonista de la cocina del sureste asiático. Tardó unos siglos en llegar a Europa -lo hizo alrededor del año 700 d.C.-, pero a día de hoy es uno de los cereales más consumidos del planeta. Fácil de cultivar, muy rico nutricionalmente nos abre un amplio abanico de posibilidades en la cocina. El arroz debe formar parte de cualquier dieta equilibrada, digan lo que digan las voces críticas contra los carbohidratos. Vamos a descubrir por qué deberíamos incluirlo en nuestro día a día si no forma parte de él todavía.

Beneficios de comer arroz

Lo primero que destacaremos es que se trata de un alimento muy digestivo y diurético. El arroz blanco es nuestro mejor aliado cuando tenemos problemas estomacales y nuestro cuerpo rechaza otros tipos de comida. Un arroz hervido, con un poco de sal y aceite, te ayudará si tienes diarrea o alteraciones de la mucosa intestinal. La digestión es muy fácil, y ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Por otra parte, es un alimento diurético que ayuda a reducir líquidos, eliminando toxinas del cuerpo.

Piotr Marcinski || Shutterstock

Piotr Marcinski || Shutterstock

Se trata de un alimento bajo en colesterol y en sodio, algo que lo hace recomendable para personas que padecen hipertensión. El consumo de arroz reduce la presión arterial, por lo que disminuye el riesgo de sufrir problemas cerebrovasculares, ataques al corazón u enfermedades cardíacas como la arterioesclerosis; y los arroces de grano entero como puede ser el arroz integral, son ricos en fibra insoluble por lo que pueden protegernos ante varios tipos de cáncer. La vitamina A y la vitamina C, sus compuestos fenólicos y flavonoides hacen que aumenten los antioxidantes naturales, protectores entre otros de la piel.

Al principio decíamos que parte de las críticas contra el arroz se centran en su gran aportación de hidratos de carbono, pero no hay que olvidar que estos suponen una importante fuente energética para el cuerpo... y el cerebro. Las vitaminas, minerales y el resto de componentes orgánicos del arroz aumentan el funcionamiento y la actividad de nuestros órganos, aumentando también la energía. Unas críticas incomprensibles, más si tenemos en cuenta que se trata de uno de los pocos cereales aptos para celíacos al no contener gluten.


pathdoc || Shutterstock

pathdoc || Shutterstock

Un alimento tan completo como el arroz también es interesante para la gente mayor, ya que les permite conservar un buen estado nutricional y su salud física y psicológica. Además, sus nutrientes estimulan los neurotransmisores lo que ayuda a prevenir el alzheimer. Otras enfermedades que aparecen con el paso de los años son la osteoporosis o la artrosis, y el arroz contribuye a luchar contra ellas: la cáscara de arroz tiene silicio, un mineral que forma parte de huesos y cartílagos.

El arroz no engorda

Uno de los grandes mitos de los alimentos es que el arroz engorda, pero nada más lejos de la realidad. Es más, puede formar parte de una dieta para adelgazar. Ya hemos dicho que es diurético, y al ayudarnos a eliminar líquidos y toxinas también eliminamos grasas (un 4% de la orina es grasa corporal). Además, el arroz prácticamente no tiene grasa, lo que unido a los bajos niveles de sodio y colesterol ayuda a reducir la obesidad y los problemas de sal asociados al sobrepeso.

Stock-Asso || Shutterstock

Stock-Asso || Shutterstock

También se han publicado varios estudios que asocian el consumo de arroz al seguimiento de unas dietas más sanas y equilibradas, con una gran presencia de frutas y verduras. Esto implica que se consumen muchas menos grasas totales y saturadas que en las dietas sin arroz. Es importante tener en cuenta el acompañamiento de arroz, ya que las verduras o la carne con las que solemos comerlo refuerzan la aportación de vitaminas, fibra, proteínas y minerales, en especial de las que no se encuentran en el arroz.