¿Es malo comer huevo para el colesterol?

huevo crudo bueno o malo

El huevo es una de las fuentes de proteína animal más sanas que podemos incluir en nuestra dieta habitual. Y es que este alimento está repleto de nutrientes esenciales que resultan muy beneficiosos en todas las etapas de nuestra vida.

Sin embargo, en más de una ocasión habremos escuchado que no es bueno comer huevos a diario, ya que éstos colaboran de forma negativa sobre nuestros niveles de colesterol. Pero, ¿qué de cierto tiene esta afirmación? ¿Es realmente perjudicial comer huevo para el colesterol?

Hay que destacar que, entre los componentes principales del huevo, precisamente uno de ellos es el colesterol. De hecho, según las tablas de nutrición, unos 100 gramos de huevo contienen hasta 373 mg de colesterol (unos 200 mg por unidad).

Sin embargo, múltiples estudios científicos que se han llevado a cabo en los últimos años, han puesto de manifiesto que, pese a contener colesterol, este alimento procedente de las gallinas no pone en riesgo ni compromete la salud cardiovascular de las personas sanas, es decir, de aquellas que no sufren patologías relacionadas con las arterias o el corazón.

Leyenda urbana sobre el huevo

En el año 1973, la Asociación Americana del Corazón publicó un completo estudio en el que se aconsejaba limitar la ingesta de huevo a un máximo de tres unidades por semana. De hecho, a raíz de esta publicación muchos médicos y profesionales de la salud recomendaron a sus pacientes limitar la ingesta de este alimento para prevenir un posible incremento de colesterol en sangre.




Sin embargo, y con el paso de los años, estudios científicos que se han llevado a cabo posteriormente han revelado que, el colesterol que contienen los alimentos (conocido como colesterol dietético) no ejerce un aumento del colesterol en sangre en personas sanas.

Esto quiere decir, por lo tanto, que a día de hoy no habría razones objetivas para limitar el consumo de huevos en la dieta de una persona sana, ya que la subida del colesterol plasmático o lo que es lo mismo, el colesterol que tenemos en la sangre, responde a otro tipo de factores individuales de cada persona como, por ejemplo, factores genéticos, tendencia a la obesidad o hábitos de vida.

Actualmente podemos decir que la recomendación de limitar el consumo de huevo en la dieta de una persona sana, es parte de una leyenda urbana, pues los expertos en nutrición reconocen que los responsables de que suba el colesterol malo o LDL en nuestra sangre, son otros alimentos como las grasas saturadas o las grasas trans (grasas hidrogenadas).

Beneficios de comer huevo

Recetas saludables con huevo

  1. El huevo es rico en grasas insaturadas y tan sólo nos aporta unas 70 calorías por ración. Esto quiere decir que es un aliado esencial en dietas de pérdida de peso.
  2. Hay que tener en cuenta que este alimento, además, es una excelente fuente de vitaminas, especialmente de vitamina B12, vitamina D, Vitamina A, Vitamina B2, niacina, ácido pantoténico y biotina.
  3. Las proteínas que contiene el huevo se absorben con mayor facilidad que las que contienen otros alimentos. Por ello, es un alimento muy recomendado para la recuperación muscular, después de habernos sometido a una intensa sesión de ejercicio físico.
  4. Estudios de investigación recientes han avalado además que, comer un huevo al día, nos ayuda a proteger nuestro corazón. Y es que este alimento contiene en su yema una proteína específica que ayuda a bloquear la agregación de plaquetas en sangre y ello, a su vez, minimiza el riesgo de sufrir patologías cardiacas.