5 razones para volverte vegetariano y no arrepentirte

Dieta vegetariano

Existen muchas razones para volverte vegetariano, una de ellas es para tener una vida más saludable y, otra, para evitar posibles enfermedades generadas por elementos existentes en la carne. Elementos que en la alimentación vegetarina no están presentes.

Las personas que deciden inclinarse hacia una alimentación a base de vegetales pueden hacerlo bien por salud o bien para proteger el medio ambiente. En el post nos centraremos en la salud. A continuación te damos 5 razones para volverte vegetariano y no arrepentirte nunca.

Ser vegetariano para combatir y prevenir enfermedades

Alimentación vegetariana

Seguir una alimentación vegetariana ayuda a combatir y prevenir la obesidad, la hipertensión e incluso la diabetes. ¿Sabías que los polinesios y los asiáticos tienen un índice muy bajo de diabetes? Esto es debido a que su dieta se basa en verduras, cereales y fruta en gran medida. Mientras los que siguen una dieta típica occidental suelen generar problemas como la arteriosclerosis.

Al contrario de lo que pueda parecer, el hierro y las proteínas también pueden encontrarse en los vegetales. Las legumbres, los frutos secos o los cereales integrales tienen buenas cantidades de estas propiedades imprescindibles. Si acompañamos nuestra dieta vegetariana con frutas, verduras e incluso el perejil, obtendremos múltiples vitaminas.

Volverte vegetariano para prevenir problemas cardíacos

Una de las características principales de la dieta vegetariana, es que no contienen grasas. Si eres una persona propensa a tener colesterol o problemas cardíacos, ésta es una dieta muy recomendable. Las grasas de los vegetales son poliinsaturadas, y ayudan a reducir la presión arterial; mientras que las grasas que encontramos en los animales, si se toman en exceso pueden ser perjudiciales aumentando la presión arterial.

Ser vegetariano para prevenir el cáncer

Los vegetales tienen un alto contenido en fibra. Gracias a ella, los residuos alimenticios se expulsan fácilmente y con ello se eliminan toxinas, con lo que ya estamos previniendo enfermedades como el cáncer de colon. Existen vegetales muy beneficiosos para beneficiar el metabolismo y evitar con ello la aparición de este tipo de enfermedad. Algunos de ellos son la coliflor, el brócoli, coles de Bruselas o el ajo.


Ser vegetariano y deportista es posible

Dieta vegetariana

Las pastas sin contenidos en carne o los plátanos aportan muchos carbohidratos. Las pastas, principalmente, es uno de los alimentos favoritos de los atletas porque generan mucha energía que se prolonga y apenas tienen grasa. Las ciruelas secas, aportan mucho hierro, calcio y magnesio que son perfectos para los huesos. Las semillas de sésamo son ricas en Omega 3 y en Omega 6.

Por otro lado, están los frutos secos, ricos en ácidos grasos como el Omega 3 además de contener proteínas, carbohidratos, vitaminas A, B1, B6 y E. También son ricos en potasio, hierro y fósforo.

Una dieta bien planificada puede ser muy apropiada no solo para deportistas, sino también para cualquier persona, como una embarazada, en la infancia o adolescencia. Solo hay que saber lo que consumes y sus propiedades para no generar déficit.

Ser vegetariano es más económico

Está claro que, si comparamos los precios de la carne y el pescado con el de los vegetales, la balanza se inclina hacia la carne. No solamente es más costosa económicamente, sino que repercute en el medio ambiente. También te ahorrarás dinero en medicamentos y en tratamientos.

Los vegetales son mucho más económicos. Cuanta más cantidad de vegetales y cereales consumas, más cantidad de nutrientes necesarios aportarás a tu organismo para una buena salud. Los nutrimentos que precisa nuestro cuerpo podemos encontrarlos en el reino vegetal sin ningún problema, como las vitaminas, los minerales o los aminoácidos esenciales.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de una alimentación vegetariana, ¿te atreves a probarla?