8 buenas razones para comer garbanzos

garbanzos beneficios

Aunque normalmente los asociamos a la cocina árabe, de donde nos hemos traído platos como el hummus o el falafel, los garbanzos no pueden faltar en platos tan nuestros como un buen cocido. El garbanzo es una de esas legumbres que no pueden faltar en tu dieta, y los puedes añadir a las sopas, saltearlos con espinacas o preparar unas deliciosas hamburguesas de garbanzos y polenta. Si aún no son parte de tu dieta habitual, quizá cambies de opinión al conocer todos los beneficios que tienen.

1. Muy ricos nutricionalmente

Luego iremos desgranando lo que nos supone cada uno de ellos, pero empezaremos destacando que los garbanzos nos aportan hidratos de carbono, fibra dietética, una proteína vegetal de gran calidad, grasas saludables, vitaminas A, B6, C, E o K y minerales como el calcio, el fósforo, el potasio, el zinc, el magnesio, el sodio o el hierro.

Tiamina

 

2. Un alimento muy digestivo

La mayoría de la fibra dietética del garbanzo es fibra insoluble, lo que contribuye a regular la digestión y favorece el tránsito intestinal. Entre otras cosas esto nos permite prevenir problemas tan serios como el cáncer de colon o rectal o el estreñimiento. Y aunque parezca contradictorio, los garbanzos también son buenos para la diarrea: al fortalecer el intestino las heces serán de mayor tamaño.

Piotr Marcinski || Shutterstock

3. Son buenos para el corazón

Fibra, potasio, vitaminas B6 y C, ácidos grasos insaturados... un cóctel perfecto en la lucha contra el colesterol y los triglicéridos, algo que tu corazón agradecerá. Pero no solo son buenos contra el colesterol, también para la tensión. Los efectos vasodilatadores del potasio que tienen ayuda a contrarrestar los niveles de sodio, evitando los problemas de hipertensión. De esta manera, nos evitamos problemas cardíacos, ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares y mejora la circulación.

Más alimentos que combaten el colesterol malo

tomertu || Shutterstock

4. Ayudan a perder peso

Los garbanzos también son un aliado interesante en las dietas para perder peso, y no son pocas las razones. Ya hemos visto la gran cantidad de nutrientes que nos aportan, pero algunos como la fibra también nos ayudan a controlar el peso y a mantenernos saciados, por lo que comeremos menos, ingiriendo menos calorías. Además de reducir el apetito, los alimentos de origen vegetal reducen el riesgo de problemas como la obesidad.


Stock-Asso || Shutterstock

5. Fortalece los huesos

El calcio es indispensable para el fortalecimiento del sistema óseo, pero si le añadimos el resto de minerales que nos aportan los garbanzos como el hierro, el zinc o el magnesio y la vitamina K ayudan a la resistencia ósea. La falta de estos nutrientes, en especial la vitamina K, se asocia con un mayor riesgo de fracturas.

pathdoc || Shutterstock

6. Son buenos si tienes anemia

Otra de las propiedades bien conocidas del hierro es que nos ayuda a combatir la anemia ferropática, producida por la falta de hierro. Comer garbanzos te ayudará a mejorar tus niveles de hierro, pero también es un mineral muy interesante para los deportistas y personas con una gran actividad física, que sufren un gran desgaste en este sentido. Además, su gran aporte energético también es positivo a la hora de afrontar actividades intensas.

Otros alimentos que ayudan a evitar la anemia

Dima Moroz || Shutterstock

7. ¿Eres diabético?

No son pocos los estudios que demuestran que los diabéticos de tipo 1 con dietas ricas en fibra tienen menos glucosa en sangre. Minerales como el zinc facilitan al cuerpo la asimilación y el almacenamiento de insulina. Los garbanzos también son buenos para los diabéticos de tipo 2, que mejoran los niveles de azúcar en sangre, insulina y lípidos.

Syda Productions || Shutterstock

 

8. Te ayudarán a relajarte

En casos de estrés, depresión nerviosa, nervios o problemas de sueño, los alimentos como los garbanzos, ricos en vitamina B, fósforo o magnesio ayudan al sistema muscular y nervioso a manejar estas situaciones. Como hemos dicho antes, los garbanzos son un alimento saciante, que nos ayudará a controlar las típicas situaciones de estrés que tenemos cuando estamos a dieta.