8 malos hábitos que te hacen engordar

Hay muchos factores que nos hacen subir peso, desde nuestro metabolismo y la predisposición genética de cada uno hasta nuestra dieta o los hábitos de vida. El primero no lo podemos controlar, hay que aprender a vivir con él; pero la dieta y los hábitos de vida están en nuestras manos. Por eso es importante conocer cuáles son los malos hábitos que hacen engordar y corregirlos para evitar el aumento de peso.

1. No respetar las cinco comidas diarias

Nunca hay que saltarse ninguna comida, especialmente el desayuno, la más importante del día. Al saltarnos una de las cinco comidas no tendremos energía suficiente, un déficit que intentaremos corregir picando entre horas -otro mal hábito que hace ganar peso- o comiendo en exceso en las siguiente comida. Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena son sagrados.

Consigue el desayuno saludable perfecto

file404 || Shutterstock

2. No planificar las comidas

Esto quiere decir que no seguimos un menú semanal equilibrado, lo que provoca desajustes en los nutrientes que ingerimos. No hace falta ir al dietista para que diseñe un menú, lo podemos planificar nosotros mismos, pero también nos lleva al siguiente punto de la planificación: la compra. A la hora de ir a comprar hay que llevar una lista con lo que necesitemos, eliminando productos poco saludables.

Checklist para comprar de forma saludable

lista de la compra saludable

3. Comer en platos grandes

Aquí el tamaño importa, y mucho, básicamente porque en un plato grande cabe mucha más comida que en un plato pequeño o mediano. Normalmente nos comemos todo lo que haya en el plato, ya sea por educación o porque nos han enseñado a no dejar nada en el plato. Esto se puede aplicar a las raciones que sirven en los restaurantes o en los restaurantes de comida rápida, que lógicamente no deberías pisar.

okawa somchai || Shutterstock

4. ¿Sabes cuántas calorías comes?




Otro de los errores más habituales a la hora de adelgazar en casa es no saber cuántas calorías ingerimos. Con esto no queremos decir que te pases el día leyendo etiquetas, sumando y restando calorías, pero sí que deberías saber aproximadamente cuántas calorías ingieres a diario. Tenemos apps que nos ayudan en esta labor y así asegurarnos de que no consumimos más energía de la que necesitamos.

Calculadora de calorías

como adelgazar de forma rapida y sana

VGstockstudio || Shutterstock

5. Comer mientras hacemos otras cosas

Aunque normalmente comemos delante de la televisión, no es tan bueno como parece porque el cerebro está distraído y no avisará al estómago cuando hayas comido suficiente. Lo mismo pasa si comes mientras trabajas, estudias, revisas el correo electrónico, estás jugando con el móvil o lees el periódico. Lo que no nos distrae es comer en familia, ya que cuando comemos solos comemos más.

bocadillos saludables para el trabajo recetas

Roman Kosolapov || Shutterstock

6. Compararse con amigos y familia

Pero a veces comer acompañado tiene sus contras. No solo porque si lo hacemos fuera de casa lo más seguro es que nos saltemos esa planificación de la que hablábamos antes, sino que solemos compararnos con el resto de la familia o con nuestros amigos. Si sus hábitos alimenticios no son buenos es fácil que acabes asimilándolos, un factor de riesgo para ganar peso. También puede pasar el contrario, que se peguen los buenos hábitos, pero lo normal es que adoptemos los poco recomendables.

7. Dormir mal

El estrés o la ansiedad ayudan a subir de peso, y una de las consecuencias es que durmamos mal, o que trasnochemos habitualmente. Se produce un desequilibrio hormonal que nos impide sentirnos satisfechos al comer, por lo que comemos más. Tampoco debes comer antes de acostarte -cenar tarde o ese resopón dulce e hipercalórico-, ya que el cuerpo no descansa lo suficiente.

infusiones para conciliar el sueño

Photographee.eu || Shutterstock

8. El sedentarismo

Despídete de los alimentos azucarados, de los fritos o del exceso de sal, pásate a los alimentos light -siempre con moderación-, pero si no eres activo tienes todos los números del mundo para ganar peso. Hay que hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día, aunque sea andar. El sedentarismo es una de las principales causas de obesidad y la puerta de entrada de graves enfermedades a medio y largo plazo.