10 beneficios de la carne de pollo a los que no debes renunciar

pollo propiedades

La carne del pollo es una magnífica alternativa para obtener las proteínas de origen animal que requiere nuestro organismo. Te revelamos los beneficios que te aportará incorporar la carne de pollo a tu dieta diaria. El pollo nos permite elaborar recetas de cocina diferentes, y es una base ideal para las sopas, guisos y caldos que preparamos en invierno, así como para las ensaladas, pastas o arroces más típicos de la temporada de verano.

1. Rica en proteínas

La carne de pollo contiene un alto porcentaje de proteínas a la vez que contiene muy poca grasa. Esto la convierte en un alimento perfecto para personas que están a dieta y quieren bajar de peso, así como para deportistas que someten sus músculos diariamente a intensos entrenamientos físicos.

Rocksweeper || Shutterstock

2. Rica en triptófano

La carne de algunas aves, como la del pollo o el pavo, contienen un aminoácido esencial llamado triptófano. A este aminoácido se le atribuyen propiedades antidepresivas porque está científicamente demostrado que es capaz de favorecer la producción de serotonina en el organismo.

3. Ayuda para tus huesos

Precisamente, el alto contenido en proteína que aporta la carne de pollo nos ayuda a mantener sanos nuestros huesos así como a evitar la descalcificación que se produce a medida que vamos cumpliendo años. Se ha demostrado que este tipo de carne es muy eficaz para prevenir la osteoporosis que, especialmente, sufren las mujeres después de la menopausia.

pathdoc || Shutterstock

4. Corazón saludable

La carne de pollo es muy eficaz para combatir los niveles del aminoácido homocisteína que a veces se acumula en la sangre. Este aminoácido es el causante de diversas enfermedades de tipo cardiovascular y del detrimento del buen estado de salud del corazón.

5. Rica en fósforo

El fósforo es otro de los minerales esenciales que contiene la carne de pollo. Por ello, consumir con frecuencia este tipo de ave nos ayuda a mantener sanos nuestros dientes y a cuidar, además, nuestro hígado y sistema nervioso central.

 

MJTH || Shutterstock

6. Bueno para el metabolismo

El alto contenido en vitamina B6 que contiene la carne de pollo, lo convierte en un alimento esencial para el correcto desarrollo de nuestro metabolismo. El metabolismo es un proceso esencial para que se produzca la combustión de todas las calorías que ingerimos a lo largo del día.

7. Cuida los ojos

La salud visual también sale muy beneficiada si consumimos con frecuencia carne de pollo. Y es que este tipo de ave contiene grandes cantidades de retinol, licopeno, y beta caroteno, todas ellas esenciales para mantener siempre a punto nuestra vista.

Serg Zastavkin || Shutterstock

8. Mejora la piel

El hígado del pollo contiene vitamina B2, también conocida como riboflavina. Esta vitamina nos ayuda a mantener una piel sana y correctamente hidratada. También evita la aparición de las molestas llagas que suelen salirnos en la boca en determinadas épocas del año, o cuando nos bajan las defensas.

9. Alto contenido en selenio

La carne de pollo contiene también una importante cantidad de selenio, un mineral esencial que nos ayuda a mantener sano nuestro sistema inmunológico. El selenio no suele estar presente en muchos alimentos, por lo que la carne de pollo se puede convertir en una buena fuente de este importante mineral.

lzf || Shutterstock

10. Práctica, económica y versátil

Si a todas estas propiedades tan recomendables para nuestra salud añadimos, además, que la carne de pollo es una de las más económicas que podemos comprar, y que es muy versátil porque permite realizar múltiples y variadas recetas de cocina, seguramente, comencemos a consumirla con mucha más frecuencia.