Própolis o propóleo: descubre las propiedades de este antibiótico natural

Propiedades del própolis

El própolis, llamado también propóleo, ha sido tradicionalmente utilizado por sus numerosas propiedades medicinales. Se trata de un remedio natural que data desde hace más de 2300 años atrás y que sigue en auge en la actualidad. De hecho, es muy dudoso que pase de moda, debido a su potente acción para tratar diversas dolencias.

El propóleo está considerado un superalimento por sus destacados beneficios, ya que además de actuar como antibiótico natural, está compuesto de principios activos que aumentan las defensas del organismo. Pero las propiedades del própolis van más allá de las mencionadas... ¿Te gustaría conocer el resto de beneficios para la salud de este antibiótico natural? Sigue leyendo y conoce todo lo que debes saber sobre el propóleo, a continuación.

¿Qué es el própolis?

El própolis o propóleo es una resina cérea de consistencia viscosa y composición compleja que crean las abejas a partir de las partículas de distintas plantas, flores y árboles que ellas utilizan para construir, reparar y proteger su colmena. Para lograr el própolis, las abejas mezclan estas partículas obtenidas con parte de su saliva y cera. Se sabe que una colmena produce de 80 a 200 gramos de propóleo al año, de ahí que el precio del propólis sea más elevado en comparación con otro producto alimenticio de características parecidas.

Aunque se defina como una resina cérea, en realidad el própolis es una mezcla resinosa que se compone de distintos elementos, entre los que destacan los flavonoides (responsables de favorecer las defensas del cuerpo), ácidos fenólicos, ceras, aceites esenciales, aromáticos volátiles y polen. Todo este conjunto de propiedades, hace que el própoleo sea un producto medicinal natural muy preciado y con un gran valor. ¿Quieres conocer los beneficios del própolis para la salud? Toma nota de todos ellos, a continuación.

5 beneficios del própolis que te sorprenderán

Destacan un sinfín de beneficios que posee el própolis para la salud. ¡No te pierdas la lista!

  1. Con base científica hay 20 propiedades totalmente demostradas del própolis y son las siguientes: anticolesterolémico, antiparasitario, antituberculoso, antiinflamatorio, antioxidante, antitóxico, antibacteriano, antimicótico, fitoinhibidor, epitelizante, antialérgico, analgésico, anestésico, antiviral, citostático, desodorante, estimulante de la inmunogenesis, hemostático, hipotensor y termoestabilizador.

  2. Es un antibiótico natural para las vías respiratorias, siendo además idóneo para tratar estados gripales, pues el própolis es conocido por su importante efecto antigripal. Sin olvidar su acción anestésica y antiinflamatoria, protegiendo las cuerdas vocales y la garganta.
  3. Con respecto a las afecciones de la piel, posee un poder cicatrizante, desinfectante y antiinflamatorio, lo que hace al própolis ideal para tratar quemaduras y heridas, así como otros problemas cutáneos.
  4. En el sistema digestivo, es un regulador del apetito, ayudando en gran medida a la curación de de úlceras y protegiendo el hígado, así como previniendo la parasitosis. Asimismo, es de gran ayuda en la recuperación en estados anímicos.
  5. Contribuye a normalizar la tensión arterial, inhibiendo la oxidación del colesterol, además de prevenir la arterioesclerosis.

¿Qué tener en cuenta antes de consumir própolis?

  • No se recomienda el consumo de própolis a personas alérgicas a este producto o a otros provenientes de las abejas como la jalea real o la miel.
  • Existen ciertas reacciones alérgicas, muchas veces leves que hay que controlar. Deja de tomar propóleo si aparecen síntomas tales como irritación en la piel, trastornos digestivos como pueden ser diarrea o malestar, aftas y llagas en la boca. Recuerda acudir con tu médico para que verifique que realmente se trata de reacciones adversas al própolis.
  • No se conocen contraindicaciones en la lactancia y el embarazo, sin embargo, siempre se aconseja consultar con el doctor antes de empezar a tomar própolis en el caso de embarazadas y lactantes.