Glucomanano, ¿la solución definitiva para adelgazar?

glucomanano ventajas e invonvenientes

Si sigues nuestros artículos con asiduidad ya sabrás que somos muy poco amigos de las “soluciones mágicas” para adelgazar. Todo lo que te promete perder tantos kilos en muy poco tiempo y sin efectos secundarios es una gran estafa. Eso sí, admitimos que hay formas mejores de adelgazar, e incluso de acelerar ese proceso, de una manera natural. Como siempre, la buena alimentación y el ejercicio son la base desde la que debemos partir en nuestro reto de perder esos kilos de más. Pero a partir de ahí, podemos utilizar cualquier herramienta a nuestra disposición.

Una de las últimas modas en aparecer en este sentido es el glucomanano. Se trata de una fibra dietética con unas características muy especiales, que se obtiene de la raíz de la planta kojac, también conocida como lengua del diablo. No te asustes, que el nombre no está justificado, al menos que sepamos. Es una planta del sudeste asiático que ha sido utilizada desde hace siglos para temas medicinales y para preparación de recetas junto a mezclas de otras plantas, para crear por ejemplo el tofu. A nosotros llega ahora en forma de cápsulas, aunque también se puede encontrar como aditivo alimentario correspondiente al código E425-ii.

¿Qué propiedades destacan del glucomanano?

Las propiedades especiales del glucomanano son lo que le permite destacar por encima de otras fibras dietéticas. Y es que viscosidad es mayor que la de cualquier otra, lo que permite a muchas utilizarlo como aditivo en recetas. Pero sobre todo, lo que hace especial a esta fibra dietética es su inmenso poder de absorción de agua, algo que sin lugar a dudas favorecerá nuestra dieta de adelgazamiento. Y no solo por este hecho, sino porque es uno de los mejores “alimentos” que podemos tener en nuestro estómago a la hora de comer, ya lo verás.

successo images || Shutterstock




No solo es que nos sacie bastante, ya que es una fibra concentrada que llena mucho el estómago, permitiendo así que no tengamos tanta hambre y comamos mucho menos a la hora de la verdad. Además, el glucomanano es muy beneficio para las bacterias que trabajan en nuestro intestino, convirtiendo esta fibra en ácidos grasos de corta cadena, propiciando así una digestión más liviana y favoreciendo la absorción de las grasas de este tipo, para impedir que se acumulen en nuestro cuerpo, lo que suele provocar ese exceso de peso que muchos sufren. Su consistencia viscosa permite además que su eficacia sea mayor que la de cualquier otra fibra de este tipo. De la misma forma, esta fibra dietética ayuda a controlar los niveles de azúcar, así como los de triglicéridos.

Piotr Marcinski || Shutterstock

¿El glucomanano tiene contraindicaciones?

Pero todo es tan bueno, tan perfecto… ¿acaso no hay efectos secundarios del glucomanano? Pues como todo alimento, también tiene su pero. Aparte de ser una fibra peligrosa en cierta medida para las personas con diabetes, el hecho de dejarnos tan saciados para eliminar la sensación de hambre puede hacernos comer menos calorías incluso de las que necesitamos, o mejor dicho, comer menos en general, porque no solo consumimos calorías, sino también nutrientes y minerales muy necesarios, que no podemos pasar por alto.

Syda Productions || Shutterstock

Son problemas menores, evidentemente, que se solventan siguiendo una dieta sana y equilibrada. De esa forma no nos debemos preocupar por consumir menos comida, sino por ayudarnos a bajar de peso al quedarnos saciados antes. Son muchos los estudios que han demostrado los beneficios del glucomanano a la hora de perder peso en personas obesas, aunque obviamente no hace milagros. Lo mejor es tomarlo tres veces al día, justo antes de las comidas, durante un periodo prologando y continuo. En pocas semanas notaremos sin duda las diferencias.

nutrientes