Fit

¿Las alcachofas ayudan a adelgazar?

alcachofa propiedades

Seguro que has escuchado un millón de veces eso de que la dieta de la alcachofa es la más efectiva para perder los quilos que nos sobran rápidamente. De entre todas las dietas mágicas que se suelen llevar a cabo, la de la alcachofa es sin lugar a dudas una de las más populares, al menos por lo que la gente comenta, pero… ¿funciona tan bien como parece? ¿Nos ayuda tanto la alcachofa a perder peso si seguimos esta dieta a rajatabla? ¿En qué consiste realmente la dieta de la alcachofa?

Dieta de la alcachofa

Vamos a ir por partes para solucionar todas estas cuestiones, y vamos a empezar por el final. La famosa dieta de la alcachofa consiste en incluir este alimento en todas las cenas y almuerzos, al menos durante tres o más días. Obviamente no vamos a comer solo alcachofas, también lo podemos combinar con pastas, alimentos integrales o lácteos desnatados, así como con abundante agua. Se busca, por un lado, aprovechar al máximo las propiedades de la alcachofa y su poco aporte calórico, y por otro, depurar al máximo nuestro organismo gracias a su efecto diurético, combinado con el del agua y con la fibra de alimentos como el arroz integral.

La dieta se puede llevar a cabo con las alcachofas hervidas, a la plancha, e incluso en forma de puré, tras licuarlas y crear una masa homogénea. Eso sí, es posible que tras abandonar dicha dieta se produzca el tan temido efecto rebote, por el cual volveríamos a coger los mismos quilos perdidos al recuperar nuestra rutina diaria. Pero al menos habremos entendido que la alcachofa es un alimento que nos puede ayudar realmente a adelgazar… siempre que sea incluido dentro de una dieta saludable y equilibrada.

Propiedades adelgazantes de las alcachofas


En la variedad está el verdadero gusto y el equilibrio de todo, y en la comida pasa igual. Puede que la dieta de la alcachofa sirva para perder algo de peso de manera muy rápida, pero su verdaderamente función saludable es la de formar parte de una dieta completa y sana, como un alimento más, y no como opción obligatoria en cada comida. Dando por cierta la función adelgazante de la alcachofa, ahora pasaremos a analizar qué tipo de beneficios nos ofrece este alimento.

  • Al tener tan solo un 1% de grasas y ser un alimento con pocos hidratos de carbono, el aporte calórico de la alcachofa es de tan solo 22 calorías por 100 gramos, casi inexistente.
  • Además es rica en fibra, por lo que su efecto diurético se hace todavía más potente. Esto permite también controlar nuestros niveles de colesterol en sangre, y nos ayuda a mantener una digestión mucho más liviana.
  • Su alto contenido en insulina la convierte igualmente en un alimento perfecto para regular los niveles de azúcar, especialmente para aquellos que ya sufran de diabetes, afección para la que es muy recomendada.
  • La cinarina es otro de los compuestos estrella de la alcachofa, ya que nos ayudará a eliminar de una forma más fácil y eficiente la grasa que tengamos en nuestro cuerpo, consiguiendo así una depuración total que nos ayudará no solo a perder peso, sino a estar más sanos en general.
  • Además de ayudarnos a adelgazar, la alcachofa es el alimento perfecto para combatir el reuma, la artrosis y otros posibles problemas articulares, gracias a sus antioxidantes. Un alimento perfecto para una dieta equilibrada, que no solo nos ayuda a adelgazar, sino también a mantenernos sanos y fuertes.