¿Comes poco y engordas? Descubre por qué subes de peso sin motivo

Si comes poco y engordas es porque, quizás, no estás quemando lo suficiente para que tu cuerpo baje de peso. La alimentación es importante controlarla cuando quieres adelgazar pero, también, es indispensable que actives tu metabolismo para consumir la energía.

Queremos descubrirte por qué comes poco y engordas dándote algunas de las causas más frecuentes de que subas de peso o de que no quemes demasiado. Sigue leyendo y empieza a organizar tu dieta y a hacer los cambios en tu rutina que tu cuerpo necesita.

Las causas más comunes del aumento de peso

Para poder saber por qué comes poco y engordas es importante entender el funcionamiento del metabolismo basal. Nuestro organismo tiene que procesar la energía que adquiere de los alimentos y aprovecharla como fuente de energía. Solo así, se "quema" la energía y se evita que se quede acumulada en nuestro cuerpo como grasa saturada.

Sin embargo, si estás llevando una dieta sana y una vida activa y sigues sin perder peso, puede ser que exista algún tipo de problema con tu metabolismo. En estos casos, es esencial que acudas a un médico para que te examine y verifique, también, el funcionamiento de glándulas como la tiroides.

Acelerar el metabolismo para perder peso

Pero también puede ser que comas poco pero que, también, te muevas poco. En estos casos, tu cuerpo no quema suficiente energía como para que tú notes una bajada de peso. Es importante tener un metabolismo sano y en pleno funcionamiento para que los esfuerzos de tu dieta merezcan la pena.

Lo que tienes que tener claro es que cada persona tiene un metabolismo diferente y puede ser más o menos lento. La velocidad de funcionamiento del metabolismo depende de factores como los siguientes:

  • Condición física: es decir, si llevas una vida sedentaria tu metabolismo será más lento que si apuestas por practicar ejercicio o algún deporte

  • La alimentación: también es esencial la influencia que los alimentos tienen en nuestro metabolismo. Tenemos que optar por ingredientes saludables y fáciles de digerir para que nuestro cuerpo los aproveche al máximo y evite su acumulación como grasa saturada
  • La edad: la edad también influye, y mucho, en el funcionamiento metabólico. A más edad, más se ralentiza y por tanto más se tiende a ganar peso

¿Cómo acelerar el metabolismo fácilmente?

Si comes poco y engordas tienes que saber que una de las soluciones es acelerar tu metabolismo. Puedes hacerlo siguiendo unas pautas y unos hábitos de vida que te ayudaran muchísimo. Por ejemplo:

  • Dieta equilibrada y saludable: apuesta por una alimentación que contenga todos los grupos de alimentos y reduce las grasas saturadas y transgénicas
  • Come 5 veces al día: distribuye tu alimentación en 5 tomas al día y, así, evitarás sobrecargar tu organismo con una abundante comida. De esta forma, haces que tu cuerpo esté más activo durante la jornada y, por tanto, tu metabolismo funcione más horas
  • Haz deporte: es importante llevar una vida activa para que tu metabolismo esté activo. Por ello, se recomienda incluir la práctica de deporte al menos 3 veces a la semana para que tu cuerpo esté en plena forma.
  • Fortalece tu cuerpo: además, se recomienda que aumentes tus ejercicios de tonificación para que tu cuerpo esté más fuerte. El motivo es que, cuanto más músculo hay, más grasa quema tu organismo y más trabaja tu metabolismo. Por ello, incluye ejercicios tanto de cardio como de fuerza para entrenar.
  • No te saltes comida: no cenar una noche para "adelgazar" es un gran error. Con esta práctica lo que haces es que tu metabolismo se ralentice y, por tanto, consuma menos energía. Lo mejor es optar por cenas ligeras y nutritivas, bajas en grasas, y que nos sacien el apetito y pongan nuestro cuerpo a trabajar.
  • Come de forma sana: si quieres acelerar tu metabolismo para bajar de peso es importante que revises tu dieta y te pases a disfrutar de una alimentación sana y equilibrada. Reduce el alcohol y las grasas y apuesta por comidas ligeras.