6 Hábitos indispensables para una vida saludable

¿Buscas mejorar tu salud física y mental? Lo primero que debes tener en cuenta es que un cambio hacia una vida saludable no es circunstancial, no es un momento en el que dejamos de hacer unas cosas o las intercambiamos por otras. Una vida saludable requiere de una mejora progresiva de nuestro día a día, por eso es fundamental cambiar nuestros hábitos, nuestras rutinas diarias. ¿Tus armas? Actitud y fuerza de voluntad.

1. Cuidar la alimentación

No vale con dejar de comer durante un tiempo alimentos perjudiciales para la salud, como los ricos en grasas saturadas y azúcar, ni comer poco o dejar de hacerlo. El secreto es cambiar nuestro hábito alimenticio hacia alimentos más saludables y en cantidades equilibradas. De esta manera conseguiremos que nuestro aporte nutricional sea adecuado y mantengamos unos niveles de energía excelentes.

2. Hacer ejercicio

Cuanta mayor energía tengamos, más fácil será dar el segundo cambio de hábito: aumentar nuestra actividad física. El sedentarismo está directamente relacionado con el debilitamiento de la salud física y mental. La falta de actividad es una de las causas de muchas enfermedades articulares y cardiovasculares, como la artritis, el reumatismo y los problemas del corazón o respiratorios. Basta unos minutos al día de ejercicio o unas horas a la semana para que nuestro cuerpo se fortalezca. Pero además, la actividad mejora nuestra salud mental, pues ayuda a descargar el estrés y genera hormonas como la serotonina, la dopamina y las endorfinas que nos ayudan a sentirnos bien y felices.

3. Adiós a los hábitos tóxicos

Dejar de fumar y eliminar el alcohol de nuestra dieta (o al menos reducirlo). Esto es fundamental no sólo porque generan altas cantidades de toxinas nocivas para el organismo sino también para evitar enfermedades cardiorespiratorias, hepáticas y neurodegenerativas. No obstante, hay que ser realista y quizá dejar el tabaco de un día para otro puede convertirse en un cambio de hábito muy difícil, incluso existe el riesgo de rendirse. En ese caso quizá debamos recurrir a la ayuda de los cigarrillos electrónicos, para hacer el cambio de forma más progresiva, sustituyendo el humo por vapor de agua, algo mucho más sano.

4. Cuidados bucales

Mantener la higiene de dientes y lengua es importante ya que pueden contener un elevado número de bacterias que pasan al resto del organismo a través de la saliva, la comida y las bebidas. Por eso cepillarlos y limpiarlos todos los días debe ser otro de nuestros hábitos saludables indispensables. Además, ¿sabías que el hecho de comernos una manzana con piel a bocados nos ayuda a fortalecer y limpiar entre los dientes? Sumar detalles cuenta, no lo olvides.

5. Cuida tu mente y desarrolla tu personalidad

Lee, baila, aprende algo nuevo, haz actividades al aire libre…. Si hay un un ingrediente fundamental para mejorar tu actitud y mantener la fuerza de voluntad es la felicidad. Creer en uno mismo y sentirse mejor con uno mismo son los mejores alicientes para comenzar y mantener una vida saludable. ¿Te apuntas?