Cúrcuma y jengibre: Descubre sus propiedades y cómo te ayudan a adelgazar

cúrcuma para adelgazar

Se acercan fechas en las que descuidamos nuestra dieta y nos damos algunos caprichos que más adelante, pueden pasarnos factura con la báscula. Si quieres ir preparando la operación pérdida de peso post- Navidad, no te pierdas todas las propiedades adelgazantes de algunas hierbas y especias como la cúrcuma y el jenjibre.

Beneficios de la cúrcuma para adelgazar

Muchas personas toman cúrcuma para adelgazar, y es que esta especia se usa desde hace muchos siglos en Asia Oriental, debido a sus múltiples propiedades a nivel culinario y medicinal.

La mayor parte de la cúrcuma que se consume hoy en día procede de la planta Cúrcuma Longa, perteneciente a la a la familia del jengibre. Esta variedad de cúrcuma posee innumerables beneficios para el uso terapéutico, especialmente cuando se toma directamente desde la raíz.

1. Antiinflamatorio natural

Numerosos estudios científicos han otorgado a la cúrcuma otros muchos beneficios como ser un potente antiinflamatorio natural, así como un potente antioxidante, antibacteriano y analgésico.

Sin embargo, el secreto de la cúrcuma como planta adelgazante reside en sus compuestos bioactivos llamados curcuminoides, los polifenoles por los cuáles la cúrcuma tiene ese característico color amarillo anaranjado.

Además de esto, la curcumina es la responsable de la mayor parte de las propiedades de esta raíz, como el control de los procesos inflamatorios, la artritis o la contribución a la pérdida de peso.

2. Saludable para el hígado

También se ha demostrado que el consumo de curcumina mejora la función hepática, dado que tiene una acción hepatoprotectora que favorece la eliminación de impurezas del hígado e incrementa la producción de bilis.

3. Contribuye al control de peso


Las personas que sufren obesidad padecen una inflamación crónica del tejido adiposo corporal. Por ello, la curcumina con su efecto antiinflamatorio, supone una gran ayuda para las personas que sufren sobrepeso.

Asimismo, distintos estudios científicos aseguran que la curcumina ayuda también a regular las actividades metabólicas en el tejido adiposo. Una propiedad que, sin duda, contribuye a prevenir la acumulación de grasa, sobre todo en la zona del vientre.

Jenjibre, el mejor aliado para perder peso

El jenjibre es otro de los aliados naturales más efectivos para perder peso. Así lo confirmó un estudio llevado a cabo en el año 2017 en la Universidad de Agricultura de China cuyas principales conclusiones destacan que, entre otras muchas propiedades, la planta de jenjibre tiene un efecto termogénico que eleva la temperatura corporal y acelera el metabolismo.

Efecto saciante

Pero además de contribuir a la quema de calorías, otra de las propiedades por las que el jenjibre se ha ganado la fama de ser una planta adelgazante, es por su efecto saciante. Esto quiere decir que su consumo frecuente, genera sensación de saciedad y reduce la sensación de hambre.

Además, las ingesta de jenjibre ayuda digerir mejor los carbohidratos, así como a segregar insulina. También afecta positivamente a los niveles de colesterol malo, y mejora la presión sanguínea.

¿Cómo tomar el jenjibre para adelgazar?

Aunque las hojas y el tallo del jenjibre se pueden ingerir directamente, hay que destacar que es en la raíz de esta planta donde se concentran prácticamente todos sus principios activos, entre ellos, su composición de gingeroles, shogaoles, aceites esenciales, fibra, vitaminas, minerales, aminoácidos y curcumina.

Por ello, una de las mejores opciones para tomar el jenjibre es a través de una infusión. Para prepararla, solo es necesario hervir un litro de agua mineral y añadirle cuatro cucharadas de jenjibre rallado.

Cuando el agua alcance su punto de ebullición, hay que apagar el fuego y añadir la ralladura de una raíz de jengibre en el agua del cazo. Después, hay que dejar que el jengibre repose en el agua hervida durante 10 minutos, y luego colar la bebida para retirar los restos de ralladura.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No