Sigue estas pautas para comer menos cantidad y conseguir adelgazar

Trucos para comer menos cantidad

A la hora de comenzar una dieta siempre nos chocamos con una realidad un poco incómoda: ¿cómo hacemos para comer menos? Los dietistas siempre insisten en la necesidad de reducir la ingesta de calorías para adelgazar, diseñándonos dietas que se circunscriben a una cantidad fija de calorías diarias. El proceso de adecuarnos a esa cantidad de calorías al día suele resultar difícil ya que supone también comer menos.

Además, si al terminar cada comida no nos sentimos saciados, entonces comienza una lucha interna que suele terminar con el picoteo de algo dulce o salado, pero siempre un capricho que elevará el número de calorías ingeridas y nos supondrá romper la dieta o hacer más ejercicio para quemar ese extra. Si deseas mantener el equilibrio durante la dieta y después de terminarla, entonces toma nota de estos consejos y aprende a comer menos cantidad con estos sencillos trucos. ¡Deja la gula y la ansiedad de la lado y aprende a decir basta cuando ya sea suficiente!

7 trucos para comer menos cantidad

No te agobies si al comienzo de una dieta sientes que no vas a poder con ello. La pérdida de peso no es fácil y todos hemos pasado por momentos de flaqueza al ver que apenas si avanzamos. Hay que partir de la idea de que el cerebro tiende a hacernos comer más y que es preciso engañarlo para hacer que se sienta satisfecho. Para conseguirlo no es necesario pasar malos ratos por no comer todo lo que queremos como tampoco pasar hambre si queremos bajar de peso, solo con seguir esta serie de trucos y tener algo más de voluntad lograremos nuestro objetivo. Anota estos trucos y descubre cómo quitarte el hambre y la ansiedad que te genera la dieta y comer menos cantidad:

1. Cuando sientas hambre, bebe un vaso de agua

Esta es una manera sencilla de engañar a tu cerebro y darle la sensación de saciedad sin aportar ninguna caloría. Ya sabes, cuando tengas ganas de picar entre horas y no desees superar el tope de calorías diarias, sírvete un gran vaso de agua.

2. Usa platos más pequeños y cubiertos más grandes

Al cerebro se le engaña también por la vista y si ponemos platos más pequeños y cubiertos más grandes la sensación será de haber comido mucho más. El plato parecerá colmado con menos cantidad de comida, mientras que los cubiertos grandes nos darán la sensación de haber comida más al llevar más cantidad a la boca en cada bocado.

3. Come caliente al menos una vez al día


La comida caliente nos transmite la sensación de estar más saciados que las comidas frías. Existen un sinfín de recetas para preparar sopas saludables calientes. Los purés y caldos calientes son una forma muy agradable de dar comienzo a la comida, haciendo además que no sentimos saciados antes y reducir las cantidades que comeremos de segundo plato y postre.

4. Elimina los sabores artificiales y los aditivos

Los alimentos con sabores artificiales, colorantes y aditivos como el glutamato sódico nos generan más hambre, haciendo que comamos mucha más cantidad de comida de la que precisamos y muchas más de la que pensábamos comer.

5. Añade especias y disfruta del aroma de los platos

Tanto las especias aromáticas como los platos con aromas deliciosos hacen que nos sentimos saciados antes y comamos menos cantidad. Según los estudios, un olor deliciosos hace que disminuya nuestro apetito.

6. Lávate los dientes justo después de comer

Los sabores del dentífrico engañarán al estómago en su deseo de algo dulce justo cuando está en plena digestión. Tu lado práctico y comodón rehusará a comer después de haberte lavado ya los dientes y tu cerebro sentirá que ha picoteado al sentir el sabor a menta del dentífrico.

7. Una onza de chocolate puede marcar la diferencia

Si, tan solo una onza de chocolate puro puede ser el cierre de hora de tu comida del mediodía haciendo que tu cerebro reciba el delicioso sabor del chocolate como un indicativo de que la comida ha terminado y sentirse ya satisfecho.

Estos sencillos trucos son infalibles para conseguir reducir la cantidad de alimentos que ingieres a diario, además de hacer que te levantes de la mesa con la sensación de estar satisfecha. ¡Pruébalos y avanza en tu dieta con éxito!