5 salsas ligeras ideales para acompañar pastas y ensaladas

Salsa pesto saludable

Los aperitivos, las comidas y cenas con amigos, los picnic en la playa o en el campo... A lo largo del año, es probable que en más de una ocasión descuides tu alimentación y, después de vacaciones, compruebes que has cogido unos cuantos kilos de más. Descubre 5 salsas ligeras ideales para acompañar pastas y ensaladas, a continuación.

Salsas bajas en calorías para acompañar las pastas y ensaladas

Tanto la pasta como las ensaladas son alimentos fáciles y rápidos de preparar, ideales para tomar durante la temporada estival porque son ligeros y muy apetecibles. Sin embargo, un simple plato de pasta o una ensalada pueden convertirse en platos muy calóricos y grasos si no sabemos acompañarlos con las salsas adecuadas. Toma buena nota de esta lista de salsas bajas en calorías, ideales para acompañar tus platos de pasta y ensaladas cuando lo desees:

1. Salsa carbonara sin nata

Aunque en España hemos transformado esta conocida salsa italiana y solemos prepararla añadiéndole una gran cantidad de nata como ingrediente principal, lo cierto es que en la receta italiana la carbonara se prepara sin nata. Para preparar tus pastas a la carbonara y restarle calorías a tus platos, es aconsejable preparar la salsa al estilo italiano puro, es decir, añadiéndole huevos batidos, queso rallado bajo en calorías y un poco de sal.

Además, el bacon que habitualmente se suele emplear en la receta de salsa carbonara, se puede cambiar por otro tipo de carne más magra y con menos calorías, como por ejemplo, el pavo o unos tacos de jamón cocido. Con esta salsa puedes disfrutar de todo el sabor de la salsa carbonara, sin poner en riesgo tu línea, pues esta receta contiene menos de la mitad de la calorías que la salsa carbonara elaborada con nata y bacon.

2. Salsa de verduras

Si sueles almacenar todo tipo de verdura en la nevera, y de vez en cuando necesitas darle salida antes de que caduque, una buena opción es preparar una deliciosa salsa de verduras para acompañar tus pastas frescas este verano.


Tan sólo tienes que coger algo de verdura (calabacín, berenjena, puerros, tomates...) o cualquier otro tipo de verdura que tengas en casa, y picarla bien. Una vez picada, debes rehogarla con aceite de oliva y vino blanco en una sartén, y aderezarla con sal y especias a tu gusto.

Esta salsa le aportará mucho sabor a tus platos de pasta, y a ti no te aportará calorías extra, ya que se trata de una salsa muy saludable y excelente para cuidar la línea.

3. Salsa de yogur

Una salsa especialmente fresca y rica para acompañar ensaladas es la salsa de yogur. Para prepararla tan sólo necesitas un yogur natural desnatado mezclado con el zumo de medio limón, un poco de sal, perejil y una cucharada de aceite de oliva virgen.

Pero si quieres variarle el sabor y añadirle un poco más de potencia, tan sólo tienes que ponerle un poco de miel, un poco de mostaza o curry. Ya verás cómo con esta salsa te luce mucho más comer ensaladas este verano.

4. Salsa de menta

Si eres apasionado de la menta, con esta salsa le darás a tus pastas y ensaladas un toque fresco muy original. Tan sólo tienes que triturar unas cuantas hojas de menta en un picador, añadirle un poco de vinagre, sal y una pizca de azúcar. Esta salsa va muy bien, sobre todo, con las ensaladas que contienen frutas.

5. Salsa pesto

La salsa pesto es un aderezo muy versátil tanto para ensaladas como para pastas y, además, es muy saludable y baja en calorías. Para prepararla, tan sólo tienes que picar unas hojas de albahaca fresca, un diente de ajo, aceite de oliva, queso parmesano y unos cuantos piñones.