5 razones por las que la col de Bruselas debe estar en nuestra dieta

col bruselas beneficios

Aunque pueda parecer un poco injusto, hemos de ser claros y admitir que si hay un grupo de alimentos que no suelen ser muy queridos, ese es el de las hortalizas crucíferas. Sus mayores exponentes son el brócoli, la coliflor y la col de Bruselas, que están lejos de ser los alimentos favoritos de mucha gente. Tal vez sea la sociedad en la que vivimos, tal vez sea la propia educación nutricional que recibimos, pero el caso es que estos alimentos rara vez son habituales en la dieta de niños y adultos. Y es una pena, porque son muy sanos.

El sabor de la col de Bruselas tal vez sea lo que a muchos echa para atrás, y es que es cierto que al hervirlas desprenden un olor y un sabor muy intenso, pero todo es acostumbrarse, como lo hacemos con cualquier otro tipo de alimento. El esfuerzo en consumir estas hortalizas, como cualquier tipo de verduras, estará más que pagado gracias a todo lo que nos aportan, a lo recomendables que son para nuestras dietas, ya que están llenas de minerales y nutrientes y son los alimentos menos calóricos que podemos encontrar, por lo que nuestra línea estará a salvo.

1. Gran aporte de vitaminas

Hoy nos queremos centrar en las coles de Bruselas, uno de los exponentes más importantes de las crucíferas, y uno de los mejores alimentos que podemos incluir en nuestra rutina alimentaria. Con un 90% de su contenido en forma de agua, las coles apenas aportan calorías, y sin embargo, son una magnífica fuente de nutrientes que nos ayudan a mantener nuestro organismo en un funcionamiento perfecto. Entre ellos destacan múltiples vitaminas, como la vitamina C y vitamina E, la niacina, la tiamina, el ácido fólico y los carotenos, todos ellos indispensables para seguir con un cuerpo sano y equilibrado.

Elena Hramova || Shutterstock

2. Inyección de minerales

En cuanto a los minerales, la col de Bruselas también tiene lo suyo: hierro, zinc, potasio, selenio, fósforo, sodio, magnesio, calcio… Eso sí, en pequeñas cantidades, aun así suficientes para beneficiar a nuestro organismo, tan necesitado de estos minerales que no son fáciles de conseguir por otras vías. Las verduras son probablemente los alimentos más nutritivos, y desde luego, las coles de Bruselas son un espectacular exponente de ello. Gracias a todo lo que nos aporta, los beneficios de comer coles de Bruselas se comprobarán al poco tiempo, ya que nuestro cuerpo se adapta muy fácilmente a los cambios a mejor.

tomar hierro

bitt24 || Shutterstock

3. Combaten la anemia




Gracias a su contenido en hierro, son uno de los mejores alimentos para prevenir o combatir la anemia, dándonos fuerzas y permitiendo que nuestro cuerpo pueda funcionar correctamente incluso en las situaciones con mayor desgaste.

Dima Moroz || Shutterstock

4. Refuerzan el sistema inmunológico

Sus vitaminas también nos proporcionan una protección extra para nuestro sistema inmunológico, especialmente en esta época del año, donde suele haber más por ser temporada. El otoño y el invierno son las estaciones en las que nuestro cuerpo puede verse más desprotegido frente a virus y otras enfermedades, y tomar verduras como la col de Bruselas es una de las mejores opciones para mantenernos sanos.

Peshkova || Shutterstock

5. Regula el tránsito intestinal y las tiroides

Con su aporte de fibra, que sin llegar a ser excesivo sí que cuenta para nuestro organismo, las coles son una de las formas más naturales de acabar con el estreñimiento. Este alimento nos ayuda igualmente a bajar el colesterol alto, regulan el funcionamiento de la tiroides, algo muy importante para los que sufren de hipertiroidismo, y por si fuera poco rebajan también el ácido úrico, para que sus niveles no sean excesivos.

Twinsterphoto || Shutterstock

Todo ello con tan solo 45 calorías por 100 gramos, por lo que podremos ponernos las botas sin pensar en coger kilos. Razones de sobra para darle otra oportunidad a las coles de Bruselas.

Beneficios