¿Qué nos aporta el aminoácido L-Cisteína?

La L-Cisteína es un aminoácido que se obtiene, generalmente, a partir de la metionina. Se trata pues de un aminoácido azufrado que destaca, sobre todo, por su poder desintoxicante para el organismo humano.

Por ello, no es de extrañar que muchas dietas desintoxicantes incluyan la L-Cisteína como suplemento alimenticio básico, pues esta ayuda al organismo a deshacerse de determinadas sustancias tóxicas que lo afectan.

Entre los principales beneficios de la L-Cisteína, se ha comprobado científicamente que éste tipo de aminoácido resulta muy efectivo en la prevención del cáncer, ya que ayuda a frenar la proliferación de células cancerígenas en el organismo.

Su importante función antioxidante se atribuye, sobre todo, a los altos niveles de glutatión que ésta contiene equiparándose, por ejemplo, a otros alimentos ricos en glutatión como el brócoli.

También se ha demostrado que la L-Cisteína es capaz de frenar los daños que ocasionan en el organismo los radicales libres, y por ello, se considera muy potente a la hora de evitar el proceso de envejecimiento celular. A la vez, este aminoácido es capaz también de aumentar la presencia de vitaminas antioxidantes, como es el caso de la vitamina E y de la vitamina C.

Otros beneficios de la L-Cisteína

comer carne o pescado

Además de su destacado poder antioxidante, este aminoácido destaca por aportar otros muchos beneficios a nuestro organismo.

Salud visual

Recientemente se ha descubierto que una dieta rica en L-Cisteína ayuda a conservar la salud de nuestra vista, ya que previene la degeneración macular típica de la edad y, por lo tanto, retrasa la presbicia o la vista cansada.

Depuración

Otro de los increíbles beneficios de este aminoácido tan poco conocido es su destacado papel en la depuración del sistema linfático humano. Por ello, está muy indicado su consumo en caso de padecer determinadas enfermedades reumáticas como gota, artritis reumatoide, o una retención de líquidos severa.


Suplemento alimenticio

Su alto poder depurativo convierten también la L-Cisteína en un suplemento alimenticio ideal para depurar el hígado de todas las toxinas que lo ensucian. De hecho, se ha demostrado que este aminoácido juega un importante papel a la hora de prevenir ciertas enfermedades como la insuficiencia hepática o la cirrosis.

Crecimiento cabello y uñas

Finalmente, cabe destacar que su alto contenido en azufre convierten a la L-Cisteína en un aminoácido muy importante en el proceso de formación del cabello y las uñas. En este sentido, muchos suplementos alimenticios que se usan para prevenir la alopecia y la calvicie, contienen una dosis elevada de L-Cisteína.

Alimentos con L-Cisteína

nueces benficios

Además de consumirla a través de suplementos alimenticios formulados a partir de este aminoácido, podemos consumir L-Cisteína de una manera mucho más natural a través de determinados alimentos que la contienen.

En el caso de los alimentos de procedencia animal destacan, sobre todo, los que son ricos en proteínas como las carnes de ave, los huevos de corral, el pescado o los productos lácteos. En el caso de los alimentos vegetales, los que contienen una mayor cantidad de L-Cisteína son, por ejemplo, el aceite de semillas de girasol, las nueces y la soja.

También podemos encontrar un aporte destacado de este aminoácido en otras verduras y hortalizas como el brócoli, el pimiento rojo, la cebolla, y el ajo.

Riesgos de la L-Cisteína

Estudios científicos recientes llevados a cabo en el Hospital Universitario de Maryland (Estados Unidos) han puesto de manifiesto que cuando se consumen más de 7 gramos diarios de L-Cisteína, ponemos en serio peligro nuestra salud.

Y es que una dosis demasiado elevada de este aminoácido puede resultar muy tóxica para las células del organismo y puede llegar, incluso, a provocarnos la muerte.

Asimismo, existen otras fórmulas de L-Cisteína como la D-cisteína, la cisteína y 5-metil D-cisteína, que también resultan ser aminoácidos muy tóxicos y peligrosos para el organismo humano.

aminoácidos