¿Qué fruta comer antes y después del ejercicio?

Comenzar y mantener una rutina de ejercicio físico durante un largo periodo de tiempo no es nada fácil. Son muchos los que lo intentan y fallan, quedándose a medias o terminando con los entrenamientos por no estar lo suficientemente preparados, por cansarse muy pronto o simplemente por no ver los resultados que ellos esperaban desde el primer momento. Para facilitar esta rutina de ejercicio, lo más apropiado es llevar una buena alimentación antes y después del entrenamiento, de modo que no solo tengamos más fuerza para aprovecharla durante la actividad, sino que luego lo que comamos nos ayudará a recuperarnos mejor.

Existen determinados alimentos que pueden ser muy buenos a la hora de comerlos antes de entrenar, mientras que otros es preferible tomarlos después. Por norma general, se busca que antes del ejercicio tomemos carbohidratos con pocos azúcares, por ejemplo, para poder quemar toda esa energía en el entrenamiento.

Para recuperarnos después del ejercicio es también habitual el tomar carne o pescado, siempre en cantidades razonables para no pasarnos con las calorías, sobre todo si estamos tratando de adelgazar a través del ejercicio. Sin embargo, hay otros alimentos que pueden servirnos tanto antes como después en nuestra dieta para deportistas, como es el caso de la fruta.

La fruta, un alimento válido para tus entrenamientos

frutas diureticas cuales son

La fruta es uno de esos grupos de alimentos que siempre se ponen como ejemplo a la hora de hablar de una alimentación saludable y equilibrada.

Dada la gran variedad de frutas que existen y las magníficas cualidades que todas ellas nos aportan, puede ser una alternativa perfecta para incluirla en nuestra rutina alimenticia de antes y después de los entrenamientos. Podemos aprovechar para comer fruta tanto antes como después de entrenar gracias a las contadas calorías que contienen y a su gran aporte en nutrientes.

Aprende qué frutas elegir para cada momento, porque no todas son iguales ni nos ofrecen lo mismo.

¿Cómo elegir la mejor fruta según el índice glucémico para entrenar?

Tipos de alimentos depurativos para el cuerpo

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la fruta perfecta para antes o después del entreno es su índice glucémico. En este caso, la glucemia es un nutriente que la mayoría de frutas contienen y que se metaboliza directamente a nuestra sangre, convirtiéndose en glucosa, es decir, azúcar. Este tipo de nutrientes suele quedarse ya en nuestro cuerpo, convirtiéndose posteriormente en grasa, por lo que no conviene abusar de las frutas que lo contengan. Para controlar nuestro propio índice glucémico, tomaremos frutas con poca glucosa antes de entrenar, y dejaremos para después del ejercicio las que tengan un índice de glucemia más alto.

De entre las frutas más apropiadas para comer antes de hacer ejercicio destacaremos la pera, la manzana, las cerezas y las fresas. Todas ellas tienen un bajo índice glucémico pero son muy saciantes (gracias a su alto contenido en agua), y nos ofrecen también nutrientes esenciales para una dieta saludable.

Dejaremos pues otras frutas para después del ejercicio, las que mayor índice glucémico tengan, como el plátano o los dátiles, la naranja y el mango, e incluso el melón dulce y la sandía, que además de ser dos alimentos exquisitos, nos proporcionan un buen aporte de sales minerales, algo de lo que más hemos de recuperarnos tras la sudoración del ejercicio físico intensos.

Comer fruta es una de las mejores alternativas para llevar una alimentación sana, pero hay que saber muy bien cómo y cuando comerla, sobre todo si hacemos entrenamientos físicos, para canalizar sus propiedades en nuestro beneficio.

FrutasGF