¿Qué aporta la leche de soja a tu dieta?

leche de soja beneficios

Entre la amplia gama de leches vegetales que encontramos en el supermercado, la más popular -o al menos la más conocida- es la leche de soja. Baja en grasa, esta bebida a partir de soja y agua es una de las mejores alternativas a la leche de vaca para intolerantes a la lactosa y veganos y es buena para los celíacos. Como veremos a continuación, la leche de soja supone importantes beneficios para el organismo, pero en los últimos años han aparecido voces críticas contra este leche vegetal.

Beneficios de la leche de soja

Hay que destacar que la soja es la única legumbre que nos aporta todos los aminoácidos esenciales, y la leche de soja conserva esta importante aportación. También aporta todos los ácidos grasos esenciales que necesitamos, vitaminas, minerales y fitonutrientes. Aunque lo de ácidos grasos no nos acabe de sonar muy bien, hay que destacar que la leche de soja no tiene colesterol y la cantidad de grasas saturadas es mínima, por lo que resulta siendo una bebida más que saludable para el corazón.

Sergei Domashenko || Shutterstock

Las mismas proteínas que reducen el colesterol son las encargadas de conservar el calcio corporal, y sus isoflavonas inhiben en el proceso de destrucción ósea. De esta forma hacemos frente a un problema bastante común a partir de ciertas edades, la osteoporosis. Además, es una de las leches vegetales con una mejor proporción entre calcio y fósforo. También es una leche muy digestiva -más que la de vaca-, es diurética y hay médicos que la recomiendan contra el estreñimiento debido a su alto contenido en fibra.

Piotr Marcinski || Shutterstock

Una de las razones que explican el boom de la leche de soja en los últimos años son sus propiedades anticancerígenas. Las isoflavonas que contiene no son más que estrógenos vegetales y, aunque su acción estrogénica es bastante reducida si la comparamos con los estrógenos que produce el cuerpo de forma natural, se sospecha que ayudan a prevenir el cáncer de mama en las mujeres. Las isoflavonas favorecen la formación de nuevas células, y su aporte proteínico la convierte en un buen complemento para los deportistas.



Crevis || Shutterstock

Voces contra la leche de soja

Como ves, los beneficios de la leche de soja no son pocos, lo que en ocasiones se ha traducido en un consumo excesivo de esta bebida. Y como pasa con todos los alimentos, si no bebemos la leche de soja con moderación puede tener efectos perjudiciales para nuestro organismo. Por ejemplo, los aminoácidos esenciales son muy importantes para el crecimiento y el desarrollo, pero no deberíamos darle leche de soja a un niño de menos de 5 años, y a partir de esa edad deberíamos consultarlo con el pediatra.

Evgeny Atamanenko || Shutterstock

 

Otra de las críticas hacia la leche de soja se refiere a su aportación de nutrientes inferior a la que supone la leche de vaca. Lógicamente no podemos pedirle las mismas propiedades a una leche de origen vegetal que a una leche de origen animal, por lo que se recomienda combinar la leche de soja con otras leches vegetales como la leche de almendras o la de avena que nos permiten completar ese aporte nutricional. Eso sí, evítala si eres alérgico a la soja porque la leche de soja nos puede provocar las mismas reacciones anafilácticas.

Natasha Breen || Shutterstock

Finalmente hay que tener en cuenta una serie de escenarios donde la leche de soja puede tener efectos contraproducentes. Por una parte, las isoflavonas de la soja pueden interferir con las tiroides, así que si tomas medicación para alguna enfermedad de este tipo evita la leche de soja o, al menos, consulta la situación con el médico; y por otra parte a veces provoca náuseas, estreñimiento, migrañas o problemas de sueño a quienes no están acostumbrados a la soja. Además, un abuso de productos de soja como la leche hace que aumenten las posibilidades de desarrollar problemas de memoria o aprendizaje.