Propiedades del melón: mucho más que una fruta adelgazante

melon beneficios

Sabemos que el melón es una fruta refrescante, que está formada por un 90% de agua, que es baja en calorías y que suele ser la alidada perfecta en múltiples dietas de adelgazamiento...¡Qué sería de nosotros sin el melón durante los cálidos días de verano!

Pero además de estas características, de sobra conocidas por todos, el melón es una fruta mucho más beneficiosa de lo que podemos imaginar, pues contiene gran cantidad de propiedades que ayudan a nuestro organismo en múltiples funciones. ¿Quieres conocerlas?

Beneficios del melón más destacados

Uno de los factores más beneficiosos de la ingesta de melón es el alto contenido de vitamina A que proporciona a nuestro cuerpo. Tanto es así, que el melón es la fruta que más cantidad contiene de este tipo de vitamina. La vitamina A, también conocida como retinol, es uno de los antioxidantes naturales más potentes que existen, pues favorece el correcto mantenimiento de los huesos, la piel y la visión. Por ello, suele ser una fruta muy indicada para personas que padecen problemas oculares o relacionadas con la degeneración macular.

Serg Zastavkin || Shutterstock

Serg Zastavkin || Shutterstock

El melón también podría equipararse a una potente crema antiarrugas pues, otra de las propiedades de esta fruta y que habitualmente suele ser desconocida, es su rico aporte de flavonoides, un pigmento natural que protege al organismo frente a la aparición de radicales libres, ayudando así a combatir los agentes oxidantes que causan el envejecimiento.

Su alto contenido en potasio (unos 260 mg por cada 100 gramos de melón) ayuda al organismo a mantener el equilibrio electrolítico cuando nos exponemos a actividades físicas que nos hacen perder líquidos. Por este motivo, el melón puede convertirse también en el aliado perfecto una vez que se termina un entrenamiento físico intenso, con el objetivo de que el organismo recupere su hidratación con normalidad.

chico-musculado-haciendo-flexiones

Rocksweeper || Shutterstock




Otras de las cualidades de esta refrescante fruta de verano es su enorme poder saciante, tanto es así , que se trata de la fruta con mayor poder saciante que existe y esto es debido a su alto contenido en fibra. Y es que, 100 gramos de melón nos aportan 0,9 gramos de fibra, un factor que ayuda tanto al correcto funcionamiento intestinal, como a conseguir un efecto saciante cuando llevamos a cabo una dieta de adelgazamiento.

Además, el melón contiene vitamina C y manganeso, dos elementos que de forma conjunta, ayudan al sistema inmunológico a resistir mejor frente a determinadas enfermedades provocadas por virus y bacterias.

virus-naranja-con-puas

Peshkova || Shutterstock

También para personas que tienen problemas con la tensión, especialmente porque ésta es más alta de lo que debería, el melón es una fruta muy indicada, ya que su alto contenido en agua (cerca del 90%) favorece un efecto diurético en el organismo.

Y por si todos estos beneficios no fueran suficientes, el melón es también una fruta rica en hierro, que puede ser de gran utilidad para personas con anemia ferropénica, como es el caso de las embarazadas, las mujeres en periodo de lactancia, o las personas que padecen mucho estrés o fatiga.

Dima Moroz

Dima Moroz || Shutterstock

Además de todo esto, y aunque es bastante común coger solo la parte carnosa de una rodaja de melón y tirar las pepitas o semillas amarillas que sobresalen de la superficie, diversos estudios científicos han puesto de manifiesto que estas pepitas del melón tienen diferentes propiedades nutricionales muy beneficiosas para el organismo. Tanto es así, que en muchos países de Asia suelen tostar estas semillas y tomarlas como aperitivo saludable, por su alto contenido en vitamina A y C, así como por su bajo aporte calórico (unas 25 calorías por cada 100 gramos).