¿Practicas deporte? 7 razones por las que deberías comer espinacas

Beneficios de las espinacas para los deportistas

Practiques o no deporte, las espinacas son una de esas verduras ideales para cualquier dieta ya que son ricas en fibra, minerales y nutrientes. Por si fuera poco, las espinacas permanecen en nuestro imaginario como la fuente de la increíble fuerza del inimitable Popeye, el popular personaje de animación. Pero, además de ayudar a estimular la capacidad muscular, comer espinacas tiene muchos más beneficios para nuestro organismo si practicamos deporte a menudo, siendo una de las verduras frescas que sin duda deberías añadir a tu dieta.

Algo a lo que hay que sumar que las espinacas pueden ser el acompañamiento ideal para muchos platos, tanto de carne como de pescado, además de hacer tortillas o comerlas solas con un sofrito de ajo, perejil y algo de cebolla o un chorrito de aceite de oliva virgen crudo. Acompáñanos un momento y descubre las 12 razones por las que deberías comer espinacas si eres deportista. ¡Disfruta de una verdura espectacular!

¿Cuáles son los beneficios de las espinacas para los deportistas?

oneinchpunch || Shutterstock

Una de las razones más atractivas de comer espinacas es el bajo aporte calórico que tienen, presentando una gran cantidad de agua, sin tener grasa ni tampoco hidratos de carbono, por lo que resultan ideales para perder peso. Además, son un alimento perfecto para ganar masa muscular y cuidar la salud de huesos y articulaciones. Pero los beneficios de las espinacas para los deportistas son muchos más y, comiendo espinas todas las semanas, lograrás entre otros provechos:

1. Mejorará el aspecto de tu piel

Las espinacas son ricas en vitamina A y vitamina C, siendo ambas básicas para mantener el cabello hidratado, aportar y mantener el colágeno de la piel, además de favorecer el desarrollo de los tejidos corporales.

2. Ayuda a mejorar la salud de tus huesos

Otra de las vitaminas presentes en las espinacas es la vitamina K. Una vitamina que favorece la absorción de calcio que necesitan nuestros huesos.

3. Favorece el control de la diabetes


Las espinacas contienen un antioxidante denominado ácido alfa-lipoico. Un elemento que favorece la sensibilidad a la insulina y bloquea los cambios bruscos que se produce en los niveles de azúcar que padecen los diabéticos.

4. Ayuda a mejorar el tránsito intestinal

Su alto contenido en fibra es idóneo para ayudar a que nuestro tránsito intestinal mejore, además de favorecer que nos sintamos saciados y no comamos más de lo necesario.

5. Favorece el control de peso

Como ya hemos visto, las espinacas son ideales para incluir en nuestra dieta de deportistas tanto por su bajo contenido calórico como por su gran aporte de nutrientes y, como hemos señalado, por la sensación de saciedad que nos da al comerlas.

6. Ayuda a bajar la presión arterial

Si tienes la tensión alta, comer espinacas te puede ayudar a controlarla. Su alto contenido en potasio las convierte en un alimento recomendable para aquellas personas que quieran rebajar los efectos del sodio y controlar la tensión alta.

7. Estimula la actividad cerebral

Su riqueza en antioxidantes convierten a las espinacas en una verdura ideal  no sólo para la piel, sino también para la regeneración de las neuronas y estimular la actividad del cerebro.

Por si fuera poco, las espinacas favorecen la digestión y protege la mucosa del estómago. Además, son tan completas que ayudan a prevenir una gran variedad de enfermedades como el asma, el cáncer, las enfermedades degenerativas o las cardiovasculares. También ayudan a prevenir las caries y problemas bucodentales, para lo cual se recomienda masticas hojas crudas de espinacas al objeto de prevenir la aparición de caries y otros problemas.

Como ves, es conveniente consumir espinacas asiduamente y convertirlas en uno de los platos clave y básicos de tu dieta diaria como deportista. ¡Tu salud y tu paladar te lo agradecerán!