¿Por qué comer sandía es tan saludable?

sandia beneficios

La sandía es una de las frutas más saludables, sabrosas y frescas que se pueden degustar en la época estival. Pocas frutas ofrecen los beneficios que ofrece la sandía al organismo, y es que su gran aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes es realmente importante, además de ser un alimento de muy bajo aporte calórico, por lo que es ideal para cuidar de la figura y subir de peso.

Considerada como hermana del melón debido a sus peculiares características, la sandía está compuesta principalmente por agua (un 92%), de modo que permite una excelente hidratación del organismo, aportando grandes cantidades de agua. Es precisamente por este motivo que resulta tan recomendable su consumo en verano, cuando el organismo pierde más agua. ¡Conoce los beneficios de comer sandía en las siguientes líneas!

¿Cuáles son los beneficios de comer sandía?

Los beneficios de comer sandía son numerosos, ya que se trata de una fruta que cuida de ti por dentro y por fuera.  La sandía es una rica fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales. Es rica en potasio, magnesio, fibra, hidratos de carbono, ácido fólico, etc. No contiene grasas, ni sodio/sal, ni tampoco calorías, por lo que es una fruta perfecta en todos los sentidos.

Cuidado de la piel y el cabello

Al ser una fruta rica en vitamina A, la sandía ayuda a cuidar tanto de la piel como del cabello, manteniéndolas mucho más bonitas y saludables. La sandía contribuye al crecimiento de todos los tejidos corporales y ello, por supuesto, incluye tanto la piel como el cabello.

Maryna Pleshkun || Shutterstock

Maryna Pleshkun || Shutterstock

 

Cuida del corazón

La sandía también es una fruta que te ayuda a proteger tu corazón. Al estar compuesta a base de L-citrulina, el consumo de sandía te ayuda a relajar los vasos capilares,  y además permite metabolizar la arginina, lo cual resulta tremendamente positivo para el corazón y la hipertensión. Es decir, que permite reducir considerablemente la presión arterial.

Regula tus digestiones

Al tratarse de una fruta de elevado contenido en agua y fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento por su efecto laxante y además ayuda a promover la regularidad del sistema digestivo. Si deseas que tu sistema digestivo vaya sobre ruedas, comer sandía te ayudará a conseguirlo.


Piotr Marcinski || Shutterstock

Piotr Marcinski || Shutterstock

Alivia la fatiga muscular

La composición de la sandía rica en L-citrulina es ideal para que los músculos se relajen y consigan nuevamente energía. Es recomendable consumirla tras hacer esfuerzo físico. Además, ayuda a reforzar el sistema muscular y nervioso debido a su alto contenido en potasio.

Efecto antioxidante

Únicamente con ver su vivo y llamativo color rojo es suficiente para saber que posee un elevado contenido de antioxidantes, siendo una fruta ideal para ayudar a prevenir el envejecimiento corporal y también mantener en un buen estado de salud los diferentes tejidos que forman el cuerpo.

Artem Furman || Shutterstock

Previene del cáncer

Gracias a su contenido en licopoteno, consumir sandía puede protegerte frente a determinados tipos de cáncer o tumores. De hecho, existen también muchos estudios que avalan esta afirmación.

Mejora la vida sexual

Gracias a su compuesto de L-citrulina, la sandía ayuda a promover la correcta circulación de la sangre hacia todas las partes del cuerpo, lo cual significa que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y es un gran aliado para poder combatir la disfunción eréctil.

alimentos afrodisiacos

Los beneficios de comer sandía son múltiples, por este motivo no debes pasar por alto incluir en tu dieta esta fruta de verano siempre que puedas. ¡Aprovéchate de sus interesantes cualidades, aprovéchate de los beneficios de comer sandía!