Noodles de soba, los fideos sin gluten

noodles soba beneficios

Dentro de las variedades de fideos propios de la gastronomía japonesa se encuentran los noodles de soba, elaborados con harina de trigo sarraceno, un pseudo cereal que no contiene gluten y que posee un alto valor nutricional. Estos noodles son un alimento muy completo y uno de los tipos de pasta más saludables que puedes probar.

Al igual que ocurre con la quinoa o el amaranto, el trigo sarraceno, o alforfón, no es exactamente un cereal porque no procede de una planta gramínea, pero comparte características comunes a los cereales. Con la harina que se obtiene de él se hacen los fideos soba, aún poco conocidos para nosotros pero consumidos en Japón desde hace siglos.

Son similares a los espaguetis, aunque más planos y más o menos oscuros dependiendo de la cantidad de harina de alforfón que se haya utilizado en su elaboración. Para ser considerados noodles de soba han de contener al menos un 40% de esta harina (aunque pueden llevar otras en su composición).

Se cocinan prácticamente igual que la pasta tradicional pero con algunos matices: deben cocerse en agua abundante sin sal y solo por unos minutos, 5 aproximadamente, dependiendo de las distintas marcas. Pasado este tiempo, han de lavarse en agua fría y escurrirse bien, repitiendo la operación hasta que el agua salga totalmente trasparente. A la hora de comerlos, tienen un sabor más intenso que la pasta común, y admiten múltiples preparaciones, en caliente, incluso con caldo, y también en frío, acompañados de salsas diversas.

trigo sarraceno propiedades

¿Por qué son tan saludables los noodles?

Por la composición de la harina de alforfón, los soba son unos noodles muy nutritivos que aportan hidratos de carbono de lenta absorción, proteína de calidad, con aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, el manganeso, el hierro y el zinc. Además, también suponen la ingesta de ácidos linoleico y fólico. Entre los beneficios que aportan al organismo hay que destacar:

  • Son pasta libre de gluten, apta para celiacos, siempre que en su composición no se incluyan otras harinas (trigo normal).


  • Están considerados como un alimento prebiótico que, unido a otros (probióticos), es capaz de ayudar a cuidar nuestra flora bacteriana, esencial para un estado general saludable y para prevenir problemas digestivos y disfunciones intestinales.

cocina para celiacos

Irina Chebotareva || Shutterstock

  • Ayudan a prevenir la aparición de varices (y a mejorar su estado si ya existen). El motivo es el contenido en rutina que posee la harina de trigo sarraceno. La rutina, también llamada rutósido, es un bioflavonoide con propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras, de ahí que favorezca la correcta circulación sanguínea.
  • Esta pasta es un alimento macrobiótico, perfectamente compatible con las dietas macrobióticas, basadas en la ingesta de alimentos naturales, ricos en macronutrientes, como los que contienen los noodles soba.
  • Son también excelentes aliados en las dietas para deportistas o para personas de actividad física intensa por su elevado contenido en proteína de calidad, perfecta para cuidar y desarrollar la masa muscular.

ayuno antes de entrenar bueno o malo

ezphoto || Shutterstock

  • Para los que padecen alguna enfermedad relacionada con el sistema cardiovascular, estos fideos sin gluten son una excelente alternativa saludable. Las investigaciones más recientes señalan la alta capacidad de la harina de trigo sarraceno para influir en una menor absorción del colesterol “malo”, directamente relacionado con este tipo de dolencias.
  • Por último, por las características de sus carbohidratos y por la presencia de fibra soluble, los noodles de soba ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre, evitando los picos de glucosa, algo que tienen que tener muy presente las personas que sufren diabetes.
Beneficios