Los beneficios de las hojas de laurel que no conocías

Propiedades del laurel

Las hojas de laurel suponen un ingrediente muy empleado en la cocina desde hace mucho tiempo. De hecho, es una de las especias más populares por su versatilidad y su gran cantidad de beneficios, lo cual la ha convertido en una planta con importantes propiedades medicinales. Sin embargo, es conveniente saber que las hojas de laurel deben consumirse secas si queremos aprovechar todos sus beneficios, ya que frescas pueden llegar a ser tóxicas.

¿Todavía no conoces cuáles son las propiedades del laurel? Te contamos las principales características de esta planta y los diferentes usos que puedes darle para condimentar tus platos favoritos. Tendrás muchos motivos para introducir las hojas de laurel en tus recetas del día a día. ¡Sigue leyendo!

¿Cuáles son los beneficios de las hojas de laurel para la salud?

El laurel es un tipo de planta que contiene una gran cantidad de nutrientes, como vitaminas y minerales que ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a prevenir determinadas enfermedades. Además, es una excelente fuente de ácido fólicovitamina A y vitamina C, así como de potasio, que ayuda a controlar el buen funcionamiento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca, y de hierro, esencial en la producción de glóbulos rojos.

A continuación, te acercamos las propiedades de las hojas de laurel y algunas razones por las que esta planta puede ayudarte a mantener una salud óptima cada día:

1. Fortalecen el sistema inmunitario

Gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, las hojas de laurel permiten que nuestro organismo funcione correctamente y actúan como un potente antioxidante. Por si fuera poco, participan en el aumento de las defensas en nuestro organismo y, por tanto, suponen un complemento ideal para nuestra alimentación en el caso de que estemos resfriados.

2. Disminuyen los cuadros de ansiedad


Una infusión de hojas de laurel resulta muy efectiva para calmar la ansiedad o el estrés, gracias al efecto calmante que ofrece tanto para el cuerpo como para la mente. Además, siempre y cuando se ingiera con moderación, las infusiones de esta planta ayudan a aliviar la sensación de cansancio, a calmar los nervios, a conciliar el sueño y a reponer energías al final del día.

3. Reducen la inflamación

Su contenido en eugenol hace que el laurel pueda actuar como un remedio casero antiinflamatorio. Con ello, gracias al uso de las hojas de laurel en tu día a día, podrás reducir poco a poco la inflamación en todo tu cuerpo, especialmente en los músculos y en las articulaciones y en casos de artritis o traumatismos. Para ello, deberás hervir un litro de agua y añadir 10 gramos de hojas de laurel; después, moja un paño en esta infusión y aplícalo sobre la zona articular donde notes dolor.

4. Favorecen la digestión

Otros de los beneficios de las hojas de laurel se los debemos a sus propiedades astringentes y diuréticas. Además, ayudan a mantener una correcta salud grastrointestinal y alivian las úlceras de estómago, las flatulencias y el dolor cólico. También ayudan a combatir el ardor de estómago tras comidas copiosas y mejoran las digestiones.

5. Controlan la diabetes

Numerosos estudios han demostrado que las hojas de laurel son de gran utilidad para mantener estables los niveles de insulina, por lo que su consumo puede ser muy beneficioso para aquellas personas que padezcan un alto riesgo de sufrir diabetes de tipo 2.

6. Ayudan a potenciar la curación de heridas

Ya desde la antigüedad las hojas de laurel se utilizaban como remedio para curar y tratar heridas, así como para favorecer su cicatrización. Así, puedes aplicar hojas de laurel de forma externa en infusiones para combatir infecciones en la piel, heridas, llagas o quemaduras.

¿Qué te han parecido todo estos beneficios de las hojas de laurel? Ya hemos repasado las propiedades más interesantes de las hojas de laurel, aunque es posible que tú conozcas otros usos, como por ejemplo, como remedio para calmar la tos, el dolor de garganta, reducir el colesterol...