Lo que debes saber sobre una dieta a base de plantas

Dieta plant-based

Cada vez está más de moda optar por una alimentación natural, saludable y sin presencia de producto animal. Esto se debe a que cada vez estamos más concienciados sobre las grandes propiedades y beneficios de las plantas para nuestro organismo y, al mismo tiempo, vamos en contra del maltrato animal.

Siguiendo esta filosofía alimentaria que cada vez es más tendencia, queremos descubrirte una nueva dieta que está causando furor. No se trata de una dieta vegetariana ni alimentación vegana sino que se trata de una dieta a base de plantas. Si quieres saber qué es y en qué consiste una dieta "plant-based", ¡sigue leyendo!

La dieta a base de plantas o la "plant-based"

Cuando decimos que una persona sigue una alimentación vegana estamos haciendo referencia a un método alimenticio pero, también, a una filosofía de vida. Los veganos siguen una dieta bastante estricta en la que no consumen ningún producto que proceda del reino animal, ni siquiera la miel porque la elaboran las abejas.

Relacionado con esta filosofía ha aparecido la dieta a base de plantas o, como se ha bautizado en inglés, la "plant-based". Tal y como apunta su nombre, se trata de un tipo de alimentación que, principalmente, se basa en consumir plantas (entendidas como todas las verduras, las hortalizas, las legumbres, los cereales, etcétera). Es decir, en reducir el consumo de los productos de origen animal.

Se trata de un método un tanto más flexible que el vegano o el vegetariano porque no elimina por completo el consumo animal pero sí que se reduce de forma considerable. De esta forma, día a día se sigue una dieta más saludable y verde y se consigue reducir el impacto medioambiental y, también, animal.

¿Qué se puede comer en una dieta a base de plantas?

Aunque este nombre pueda parecer sugerir que con esta dieta solo podemos comer plantas, lo cierto es que se trata de algo más amplio. Se refiere a llevar una alimentación más vegetal y reducir el consumo de los productos de origen animal. Así pues, dentro de este nuevo método alimentario se pueden consumir los siguientes alimentos:

  • Vegetales y hortalizas
  • Frutas

  • Granos
  • Nueces
  • Semillas
  • Legumbres

Y, eso sí, para conseguir una dieta sana lo que se tiene que optar es por escoger que dichos alimentos estén lo menos procesados posible. Es decir, la ecuación es simple: aumentar las frutas y verduras en detrimento de la carnes y el pescado, principalmente.

4 beneficios de una dieta basada en plantas

El secreto del éxito de este tipo de dieta es que se trata de un método mucho más saludable para nuestro organismo. Pero, también, se trata de una dieta más respetuosa con el medioambiente y que reduce nuestro impacto ecológico. Además, se reduce el consumo de carne o pescado procedente de empresas o fábricas a gran escala que puedan tener a los animales en condiciones de salud y vida bastante cuestionables. Aquí te dejamos un listado con algunos de los beneficios de la dieta a base de plantas:

  1. Una mejor salud: se reduce el consumo de grasa procedente de la carne animal y se aumenta el consumo de alimentos nutritivos como los vegetales o los granos
  2. Reduce la obesidad: es una alimentación que es muy baja en grasas saturadas y, por eso, conseguirá activar el metabolismo y evitar trastornos como el sobrepeso u obesidad
  3. Mejor salud de la piel: el aporte nutritivo que obtenemos por los vegetales conseguirá que nuestra piel se vea mucho más limpia y radiante. No debemos olvidar que las frutas y verduras son ricas en agua y, por tanto, conseguirán hidratar y limpiar nuestra dermis
  4. Mejora el tránsito intestinal: y otro de los beneficios es que una dieta a base de plantas es una alimentación muy rica en fibra. Este nutriente nos ayuda a regular el tránsito intestinal, mejorar el funcionamiento digestivo y evitar malestares como flatulencias, hinchazón, estreñimiento, etc.