La gelatina, un alimento tan dulce como beneficioso

Beneficios de la gelatina

Si bien es considerada un postre imprescindible en la dieta de los niños, la gelatina puede convertirse también en la aliada perfecta dentro de una alimentación sana y saludable. Y es que, a lo largo de los años, este alimento de aspecto tan cercano a una golosina, se ha hecho un hueco importante entre los defensores de la buena alimentación.

Además de estar rica, y de ser muy sencilla de preparar, la gelatina es, sin lugar a dudas, un alimento muy nutritivo con una alta cantidad de nutrientes tanto para los niños como para los adultos. ¿Quieres conocer todos sus beneficios nutricionales?

Valores nutricionales de la gelatina

Beneficios de la gelatina

El principal componente de la gelatina y el que le confiere también esa textura tan suave y a la vez delicada, es el colágeno. El colágeno es también uno de los componentes principales que forman nuestra piel, nuestro cabello, y nuestras uñas. Por ello, la gelatina resulta una buena alternativa alimenticia para mejorar el estado general de estas partes de nuestro cuerpo.

Además, el colágeno es también un nutriente muy necesario para mantener nuestras articulaciones en perfecto estado, por ello, una dosis diaria de gelatina puede ayudarnos a mejorar los dolores articulares o los que se producen en los tendones.

La gelatina tiene también una cualidad con la que no cuentan la gran mayoría de los alimentos que consumimos y es que, es un alimento hidrófilo. Esto quiere decir que tiene el poder de atraer a los líquidos y, por ello, resulta muy beneficiosa para nuestras digestiones.

Hay que añadir, además, que su alto contenido en glicina favorece la producción de ácidos en el estómago, y restaura y también la mucosa gástrica. Por ello, comer gelatina de vez en cuando puede resultar un buen remedio si sufres diversas patologías estomacales como acidez, digestiones pesadas o reflujo.

¿Eres de los que tienes dificultades para dormir? Si es así, no es necesario que recurras a fármacos de efecto tranquilizante, ya que la gelatina puede también ayudarte a dormir, de una forma más sana y natural.


En este caso, es también la glicina el componente que nos ayuda a conciliar mejor el sueño. De hecho, varios estudios científicos recientes han puesto de manifiesto que tomar gelatina puede ayudarnos a combatir los trastornos del sueño.

Y por si todo esto fuera poco, hay que señalar también que las proteínas son otros de los nutrientes básicos que componen la gelatina. Por ello, resulta un alimento muy indicado tanto para las mujeres embarazadas como para los deportistas, cuya ingesta de proteínas diarias ha de ser sensiblemente superior a la que cualquier otra persona.

La gelatina: aliada para perder peso

La presencia de determinados aminoácidos, como la arginina o la glicina, en los componentes nutricionales de la gelatina, hacen que este postre sea un buen aliado cuando hacemos una dieta de adelgazamiento.

Y es que, numerosos estudios científicos han avalado que la presencia de este tipo de aminoácidos resulta muy efectiva en el proceso de metabolización de las grasas que ingerimos, así como en la estimulación general de nuestro sistema metabólico.

Además, la gelatina no contiene ni azúcar, ni grasas, ni colesterol, por lo que resulta el alimento perfecto para complementar las dietas de adelgazamiento.

Asimismo, y como ya hemos comentado anteriormente, la gelatina es un alimento rico en glicina, un aminoácido que resulta muy eficaz para ayudar al hígado a deshacerse de todas aquellas toxinas que lo contaminan.

Por ello, no es una mala idea que si estás intentando perder peso, y una vez por semana haces una jornada de desintoxicación, cuentes con la gelatina como nutriente esencial durante esos días en los que haces una dieta algo más intensa.

Perder peso