Harina de avena ¡inclúyela en tu dieta!

harina de avena beneficios

La avena es uno de los cereales más saludables y ricos en nutrientes, cuyo consumo se ha incrementado en los últimos años, especialmente en forma de copos de avena para disfrutar de un estupendo desayuno energético, pero con su harina no ha ocurrido lo mismo, y es una lástima, porque cuenta con excelentes propiedades para suplir, sin problemas a la popular harina de trigo.

¿Por qué es bueno comer harina de avena?

Puedes encontrarla en muchos supermercados y utilizarla exactamente igual que otras harinas, para rebozar, empanar, espesar salsas, o incorporarla a distintas recetas de repostería como galletas o bizcochos. Tiene un sabor suave que no altera el resultado de tus platos y aporta elasticidad y consistencia a cualquier masa o preparado, incluido el pan.

La avena, sobre todo, la integral, es un alimento de alto valor nutricional que además resulta muy digestivo. Sus buenas cualidades también las contiene la harina, por lo que incluirla en la dieta solo te traerá beneficios.

cocina para celiacos

Irina Chebotareva || Shutterstock

Es importante señalar que esta harina no contiene gluten, por lo que, en la mayoría de los casos, es apta para personas que padecen celiaquía, intolerancia o alergia a esta proteína presente en otros cereales. La avena también contiene sus propias proteínas vegetales (prolaminas) de alta calidad. Son llamadas aveninas, perfectas para mantener los músculos en buen estado. Además, la harina de avena aporta todas las vitaminas y minerales del cereal: selenio, manganeso, potasio... junto a vitamina E, vitamina K y vitamina B6.

Por si todos estos nutrientes no fuesen suficientes, la harina de avena guarda además un gran tesoro en forma de fibra, tanto soluble como insoluble. Es especialmente rica en beta glucano, un tipo de fibra soluble que reporta múltiples beneficios.

Los beneficios que nos proporciona la harina de avena

Desde hace años, son muchos los estudios que apuntan a que la ingesta de harina de avena favorece las digestiones más ligeras y ayuda a prevenir o mejorar distintas dolencias, por ejemplo:

Cuida la salud cardiovascular

La presencia de fibra soluble resulta altamente beneficiosa a la hora de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La harina de avena es, por tanto, aliada de un corazón saludable y de unas arterias que permitan una óptima circulación sanguínea.




tomertu || Shutterstock

Combate el colesterol

La misma fibra es responsable de que a nuestro organismo le cueste un poco más absorber el colesterol malo. Algunos expertos apuntan a que, tomada regularmente, la harina de avena logra disminuir su presencia entre un 5% y un 10%.

Apta para diabéticos

Este alimento contribuye a estabilizar el índice de glucosa en sangre, siendo aconsejable para personas con diabetes. Hay que tener en cuenta que este cereal es rico en hidratos de carbono complejos, de lenta absorción, que proporcionan energía de forma progresiva evitando los “picos” de azúcar.

Syda Productions || Shutterstock

Controla la tensión arterial

El efecto que produce su contenido en fibra hace a la harina de avena un alimento aconsejable para hipertensos. Su ingesta regular reduce la presión arterial.

Previene la obesidad

Cada vez son más las dietas de adelgazamiento que sustituyen la harina de trigo por ésta, ya que la de avena es una harina que resulta no solo más digestiva, sino altamente saciante. Con unas galletas de harina de avena en el desayuno no tendrás hambre hasta la hora de comer. Además, algunas investigaciones aseguran que es una excelente medida preventiva contra el cáncer de colon.

Monkey Business Images || Shutterstock

Apta para celiacos

Como hemos dicho, no contiene gluten y, en principio, pueden tomarla las personas celíacas, pero en algunos casos puede darse también intolerancia a las aveninas y además, ¡ojo con la contaminación cruzada y con la mezcla de distintas harinas!

Proporciona energía, regula el azúcar, reduce el colesterol y cuida nuestras arterias y corazón… incrementar la presencia de la harina de avena en nuestra dieta es, sin duda, una buena elección.

Sin gluten