Guarniciones de verduras salteadas, una alternativa perfecta para tus comidas

Preparar verduras salteadas

Aunque por sí mismas pueden ser un plato único cargado de vitaminas y otros muchos nutrientes, las verduras salteadas pueden convertirse también en una excelente guarnición para los platos de carne, pescado, arroz o legumbres. Descubre las guarniciones de verduras salteadas, una alternativa perfecta para tus comidas.

Consejos para cocinar un salteado de verduras saludable

Guarniciones de verduras salteadas

Una de las grandes ventajas de preparar un salteado de verduras es que disponemos de total libertad para añadirle las verduras u hortalizas que más nos apetezcan en cada momento.

En general, un salteado de verduras siempre será una guarnición saludable bien aceptada por los comensales. Sin embargo, y para que resulte verdaderamente delicioso, debes procurar que las verduras estén bien peladas y cortadas en un tamaño acorde al resto de ingredientes que van en ese plato principal.

Además, hay que tener en cuenta a la hora de saltearlas que un exceso de aceite de oliva o de mantequilla puede suponer que las verduras salteadas nos queden excesivamente apelmazadas, y que pierdan parte de su textura ligeramente crujiente, incluso, parte de su sabor.

Por ello, lo más recomendable para saltear verduras y emplear una buena técnica culinaria es utilizar aceite de oliva y evitar otros ingredientes demasiado grasos como la manteca, la mantequilla o la margarina porque, además, el salteado perdería una de sus cualidades principales: la de ser un plato ligero y bajo en grasa.

Cómo preparar un salteado de verduras paso a paso

Prepara verduras salteadas


Para conseguir una guarnición de verduras perfecta debes valorar muy bien el nivel de cocción que le darás a los ingredientes, pues puede que te gusten las verduras más enteras o, por el contrario, unas verduras un poco más cocidas y más blanditas.

En este sentido, debes comenzar a añadir a la sartén aquellas verduras que tienen un tiempo de cocción superior al resto, como es el caso, por ejemplo, de la berenjena, el pimiento, el calabacín o la patata. Y debes añadir al final, las verduras que se cuecen en menos tiempo, como es el caso de la cebolla, el champiñón, las setas, los guisantes, las judías verdes o las espinacas.

Preparación del salteado de verduras:

  1. El primer paso para realizar una estupenda guarnición de verduras salteadas es seleccionar la verdura que vas a incluir en el plato, lavarlas bien y cortarlas o picarlas en trozos pequeños. Es importante que las cortes en trozos o láminas pequeños y muy parecidos en tamaño, para conseguir así la uniformidad en el resultado final del plato.
  2. Pon una sartén grande a fuego lento, y añádele un chorro de aceite de oliva. Otra fantástica alternativa para hacer un salteado de verduras delicioso y saludable es cocinar en wok, que es la sartén que se utiliza en Asia para elaborar este tipo de plato.
  3. Una vez en la sartén o el wok, el truco está en remover las verduras con frecuencia para evitar que se quemen, y emplear para ello una cuchara o cualquier otro utensilio de cocina de madera para no rayar la superficie del wok o la sartén.
  4. Para conseguir un salteado de verduras más sabroso y apetitoso al paladar, conviene salpimentar las verduras una vez que las incorpores a la sartén. Pero una vez cocinadas, también puedes añadirle algunas especias para potenciar el sabor de esta exquisita guarnición.

Si quieres darle a tu salteado de verduras un toque fresco y delicioso, no dudes en incorporar unas ramas de cilantro bien picadas. En caso de que busques darle un toque verde especial, entonces puedes picar un poco de cebollino e incorporarlo al salteado.

Y si te gustan los sabores propios de los países asiáticos, una buena opción es añadirle al salteado de verduras un poco de salsa de soja, e incluso, un poco de curry o cúrcuma para destacar aun más la potencia final del plato.