Estos son los beneficios de tomar una copa de vino al día

Tal y como escribió Dante Alighieri “El vino siembra poesía en los corazones”, pero según los últimos estudios también aporta numerosos beneficios para nuestro cuerpo. Si es bien sabido que una copa de vino al día es bueno para el corazón, en la actualidad se ha descubierto que puede proporcionar unos beneficios similares a los que aporta una hora de entrenamiento.

Y todo gracias a un sustancia llamada revesratrol y que es un potente antioxidante que puede encontrarse en la piel de las uvas rojas, además de ser eficaz para prevenir la formación de células cancerosas como las del cáncer de próstata o del cáncer de pecho, así como las enfermedades cardiovasculares y el envejecimiento. Si quieres saber más sobre los múltiples provechos del vino, en este artículo te ofrecemos cuáles son los beneficios de tomar una copa de vino al día.

¿Puede una copa de vino al día ser sustituto del ejercicio diario?

Aunque siempre hemos de partir de la moderación, beber una copa de vino tinto al día tiene como principal y más conocido beneficio mejor la salud de nuestro corazón. Una ayuda a la que los estudios actuales ha sumado otros como optimizar el rendimiento físico, la circulación sanguínea, así como conseguir una mayor fuerza muscular, entre otros beneficios.

Unos beneficios que aporta el resveratrol, sustancia que se considera como un sustituto del ejercicio físico. Los científicos responsables del estudio de esta sustancia señalan que sus beneficios se circunscriben al vino tinto y que no puede considerarse que una copa de vino sea un sustituto del ejercicio, aunque sí puede tomarse como un complemento de nuestras rutinas de entrenamiento diario. Además, y según estos mismos estudios, lo conveniente no sería tanto tomar una copa diaria, sino más bien una copa cada dos días. Recuerda siempre consultar con tu médico cualquier duda que tengas al respecto.

¿Qué otros beneficios aporta tomar una copa de vino al día?

Muchas personas se preguntan si es mejor tomar vino blanco, tinto o rosado. Pues bien, tomar una copa de vino diaria tiene una serie de beneficios que también pueden interesarte. Y es que además de ser un complemento al ejercicio diario, una copa de vino tinto puede ayudarnos a:

  1. Prevenir las enfermedades coronarias, combatir el colesterol y nivelar la cantidad de triglicéridos en sangre. Su efecto antioxidante favorece la reducción del llamado colesterol malo y aumentando el colesterol bueno o HDL.
  2. Reforzar el sistema inmune y fortalecer las defensas frente a enfermedades como gripes o infecciones, además de ser un eficaz antibacteriano.

  3. Su efecto antioxidante y las vitaminas previene el envejecimiento, ayudando a lucir una piel más radiante, además de mejorar la salud ocular y prevenir enfermedades como la degeneración macular, por ejemplo.
  4. Favorecer también la reducción de las alergias por su acción antiestamínica.
  5. Es un perfecto anticoagulante y optimiza la circulación de la sangre.
  6. Mejorar las digestiones al ayudar a digerir mejor las proteínas.
  7. Aportar gran cantidad de oligoelementos y minerales como el litio, magnesio, hierro, potasio o calcio, entre otros.
  8. Reducir la formación de cálculos renales.
  9. Los antioxidantes también ayudan a reducir la proliferación de bacterias en la boca, ayudando a mejorar la salud bucal al limpiar la lengua y el paladar y combatir la gingivitis.
  10. También puede ayudarnos a mejorar la concentración y la memoria.
  11. Favorece la prevención de cánceres como el de próstata.
  12. Libera endorfinas, sustancias que hacen que se incrementen nuestra sensación de bienestar.

Ya ves, una copa de vino al día tiene numerosos beneficios, aunque siempre debemos tener en cuenta nuestra tolerancia la alcohol y que hemos de beber siempre con mucha moderación, reduciendo su ingesta a una copa al día o cada dos días.