5 espectaculares beneficios de la manzana a los que no debes renunciar

manzana propiedades

Dice la leyenda popular que quien toma una manzana al día, mantiene al médico lejos... 'An apple a day keeps the doctor away'...

Y es que la manzana es una de las frutas más saludables que podemos incluir en nuestra dieta, por la gran cantidad de beneficios que puede aportar a nuestro organismo. Por eso, no es de extrañar que muchos dietistas consideren a la manzana 'la fruta milagro'.

La manzana es el fruto del árbol Malus Doméstica, originario de Asia y de las regiones del Este de Europa. Y, actualmente, todos los países con un clima templado cuentan con un elevado nivel de producción de esta fruta.

1. Ayuda a perder peso

Con un 85% de agua, un 9% de azúcar y una gran cantidad de sales minerales, la manzana es un alimento que aporta numerosos beneficios a nuestro organismo. Y es que, además de ser baja en calorías (unas 52 calorías por 100 gramos) y ser una fruta ideal para adelgazar, algunos minerales como el calcio o el potasio la convierten en una aliada esencial para nuestro bienestar. Además de esto, su alto contenido en fibra nos aporta hasta el 15% de la cantidad de fibra que el organismo necesita cada día.

Stock-Asso || Shutterstock

Stock-Asso || Shutterstock

2. Protege la memoria y los huesos

El fósforo que contiene una manzana, puede ayudarnos también a mantener siempre la memoria en un estado saludable. Y otros minerales como el calcio, consiguen que nuestros dientes y nuestros huesos se mantengan siempre a punto, evitando algunas enfermedades óseas como la osteoporosis o las caries.

3. Combate el colesterol malo




Y por si todos estos beneficios fueran pocos, un estudio elaborado en 2011 en la Universidad de Florida puso de manifiesto que la pectina y los polifenoles que contiene la manzana, ayudan a mejorar el metabolismo de los lípidos del organismo. Esto significa que si introducimos esta fruta en nuestra dieta diaria, podemos conseguir bajar el colesterol de lipoproteína baja (LDL), o también conocido como 'colesterol malo'. Además de evitar que el colesterol se acumule en las paredes de nuestras arterias, la pectina posee un importante efecto saciante, algo que convierte a esta fruta en una magnífica aliada en todas las dietas de adelgazamiento.

Dima Moroz || Shutterstock

Dima Moroz || Shutterstock

4. Actúa como un potente antioxidante

Otro dato importante a destacar de 'la fruta milagro' son sus antioxidantes, pues éstos ayudan al organismo combatir enfermedades, retardan el envejecimiento de nuestras células, y ayudan al cuerpo a curarse de determinadas heridas o lesiones. Además, los antioxidantes de la manzana evitan la aparición de radicales libres, por lo que pueden ayudarnos a prevenir algunas enfermedades de tipo crónico, incluso, algunos tipos de cáncer.

5. Cuida el sistema gastrointestinal

En muchas ocasiones habremos escuchado también que la manzana es una fruta astringente, y que es el alimento idóneo cuando se atraviesa alguna dolencia de tipo estomacal o intestinal. Por el contrario, muchos nutricionistas sostienen también la teoría de que la manzana es una fruta con efecto laxante. ¿Cuál de las dos afirmaciones es la correcta?

Piotr Marcinski || Shutterstock

Piotr Marcinski || Shutterstock

Pues lo cierto es que ambas son ciertas, su efecto dependerá de la forma de ingerirla...Si comemos una manzana cruda y con piel, estaremos favoreciendo el correcto funcionamiento intestinal y, por lo tanto el estreñimiento. Pero si la ingerimos pelada y rallada, favoreceremos la recuperación de la flora intestinal y por lo tanto, el efecto astringente.

Y si hablamos de la manzana como elemento culinario, descubrimos que son múltiples las recetas que se pueden elaborar con esta fruta, desde una sencilla compota, hasta una guarnición para carnes o aves. Asimismo, es un rico complemento en ensaladas, y una aliada perfecta en alimentación infantil.