¿Es la granola el cereal más sano?

Desayunar granola

Seguro que te lo has preguntado alguna vez, y seguro que también te has preguntado si deberías incluir la granola en tu desayuno saludable. Hay un gran debate sobre si la granola es o no el cereal más sano, pero para poder confirmar o desmentir cuáles son los mejores cereales para desayunar, antes hay que echar un vistazo a la información nutricional.

Hay buenas noticias: la granola es rica en fibra y hierro, y los frutos secos y las semillas que la acompañan aportan grasas saludables y proteínas. Pero también las hay malas, ya que la granola tiene muchas calorías y azúcares.

Sin embargo, eso no quiere decir que la granola esté prohibida en un desayuno sano. Simplemente hay que saber elegirla bien. Por eso, aquí van unos cuantos consejos para que no tengas que preocuparte y sigas una dieta equilibrada y saludable.

1. Vigila el azúcar

La granola puede suponer un problema, ya que puede llegar a contener muchos azúcares. Así que es conveniente que le eches un vistazo a la etiqueta con los valores nutricionales para evitar los siropes con mucha fructosa. Mejor que la granola que compres no pase de los 8 gramos de azúcar por porción, o incluso menos.

La granola no es tan saludable

2. Cuidado con las calorías

Normalmente, la granola aporta muchas calorías, o al menos más de las que te gustaría comer. La granola más sana suele contener alrededor de 200 calorías por 1/4 de taza, y unas 270 por 1/3 de taza.


3. Prepara una porción pequeña

Por eso, es muy importante que prepares la cantidad adecuada, para no pasarte. No debes llenar tu bol de granola hasta los topes, como haces con el resto de cereales, recuerda que tiene muchas calorías. La cantidad ideal es un cuarto o un tercio de una taza. Así que es mejor que utilices la granola como complemento de otras comidas, como por ejemplo el yogur natural. Ya sabes que es muy fácil que un alimento sano se convierta en insano.

Propiedades de la granola

4. Mantén las grasas lejos

La granola es fuente de grasas saludables buenas para el corazón, como el omega 3. Son las semillas y los frutos secos los encargados de aportarlas, pero hay que tener cuidado: hay granolas con grasas añadidas. Por eso, vigila que la granola que compres tenga entre 2 y 3 gramos de grasa por una porción de un cuarto.

5. Ten cuidado con los aceites

Muchas variedades de granola tiene aceites hidrogenados que hay que evitar. Los aceites hidrogenados contienen muchas grasas saturadas, por lo que no son buenos para el sistema cardiovascular. Pero hay alternativas más saludables como el aceite de coco o el aceite de oliva.

Granola superalimento

6. Lee bien la información nutricional

Para poder saber las cantidades de los nutrientes esenciales que contiene la granola que vas a comprar, y no tener ninguna sorpresa no deseada, lee bien la información nutricional. A veces la granola contiene inulina, una fibra soluble que puede llegar a causar problemas digestivos.