¿El sushi es tan sano como creemos?

sushi es bueno

Desde hace unos años, el sushi, plato tradicional de la gastronomía japonesa, está más de moda que nunca y se considera una comida sana, nutritiva y con pocas calorías. No solo lo encontramos en restaurantes asiáticos, sino también en bandejas preparadas, listas para llevar y poner en nuestra mesa un toque exótico que cuenta, cada vez, con más adeptos.

No se trata de etiquetarlo como bueno o malo. Hay que analizar los ingredientes y el proceso de elaboración que conlleva el shushi para poder decidir si es tan saludable como opinan algunos o, por el contrario, puede implicar riesgos si se consume con excesiva frecuencia.

¿Qué nutrientes aporta el sushi?

Existen distintos tipos de sushi, pero en general, sus elementos básicos son: pescado crudo, arroz blanco hervido, algunas verduras, vinagre de arroz y alga nori. A ellos hay que añadir las dos salsas que tradicionalmente acompañan a este plato: la salsa de soja (soya) y la wassabi.

Por supuesto, de la calidad de cada uno de los componentes del sushi depende el resultado final y, como en todo, los hay excelentes y otros, no tanto.

atun informacion nutricional

Gaus Nataliya || Shutterstock

 

  • Alga nori: es la que se utiliza para envolver el arroz y el pescado y formar los tradicionales rollitos. Es rica en proteína vegetal, vitaminas y en minerales, especialmente yodo.

Todos los beneficios de las algas



successo images || Shutterstock

Los peligros del sushi

A priori, con estos ingredientes repletos de nutrientes beneficios, el sushi parece el plato perfecto para mantenerse saludable, pero estudios recientes nos ponen sobre aviso de sus posibles peligros:

1. Estar seguros de la calidad y frescura del pescado

En ocasiones, el atún o el salmón brillan por su ausencia y son sustituidos por otros pescados de dudosa procedencia. Además, hay que tener en cuenta que hablamos de pescado crudo, un alimento que tiene sus riesgos como la posible presencia de bacterias o parásitos como el anisakis. Por último, otro posible peligro es la presencia de minerales y metales, como el mercurio, en peces grandes (atún, pez espada…) dada la contaminación actual de nuestros mares. En el caso de los niños y de las mujeres embarazadas deben extremarse las precauciones a la hora de tomar sushi.

VGstockstudio || Shutterstock

2. No es tan ligero como crees

Aunque el contenido graso del sushi es bajo, no hay que olvidar que lleva bastante más arroz que verduritas o pescado, por lo que, su contenido calórico es importante y hace que no sea el mejor plato para intentar bajar de peso.

Stock-Asso || Shutterstock

3. Azúcar y sal

Las dos están presentes en este plato. El azúcar se utiliza, en ocasiones, en el hervido del arroz, incrementando así los carbohidratos y aumentando el nivel de glucosa en sangre, algo que deben tener en cuenta las personas con diabetes. Por su parte, la salsa de soja, complemento indispensable, tiene un elevado contenido en sodio, que incide en el incremento de la tensión arterial. El sushi, por tanto, tampoco es recomendable para hipertensos o personas que presenten problemas cardiovasculares.

por que sustituir el azucar

4. El Wassabi

Esta salsa de color verde y extra picante, se elabora, en teoría, a base de ingredientes naturales pero muchas de las que encontramos habitualmente están hechas con ingredientes artificiales que solo aportan ese picante muy poco aconsejable, además, para personas con dolencias digestivas como la gastritis, el reflujo o las úlceras.

En resumen, el sushi, siempre de calidad y tomado con moderación para aprovecharnos de sus buenas propiedades evitando sus posibles peligros.