¿El embutido engorda?

comer embutido engorda

Los embutidos son alimentos que incluimos con mucha frecuencia en nuestra dieta. Bajo la denominación de embutidos se engloba un variado grupo de alimentos. A la hora de analizar si el embutido engorda, lo primero es considerar que hay muchas diferencias entre los distintos tipos de este producto. En el marco de nuestra dieta, hay unos embutidos más saludables que otros, que nos ayudarán a cuidarnos y estar en forma.

¿Por qué engorda el embutido?

La mayoría de los fiambres y embutidos que podemos adquirir en el mercado contienen un elevado porcentaje de sal. Esta concentración de sal, unida a un consumo excesivo de estos productos, puede afectar a la circulación de nuestra sangre, y originar el desarrollo de diferentes problemas vasculares, así como la retención de líquidos. En general, se estiman 1000 mg o más de sodio por cada 100 gramos de embutido. Esta cantidad ya es la cantidad diaria de sal recomendada para una persona normal.

que tipos de sal existen

Los fiambres y los embutidos son alimentos procesados, lo que quiere decir que tienen, como hemos visto, más concentración en sodio y en otros aditivos. Este tipo de aditivos cárnicos, como es el caso de nitratos y nitritos, pueden ser altamente perjudiciales. Recientes estudios llevados a cabo han demostrado que el riesgo de cáncer de colon se eleva porcentualmente en cada consumo de carne procesada, sobre todo si es habitual.

Stock-Asso || Shutterstock

Además, suelen contener más grasas que las carnes frescas, y por esto pueden ser adictivos. Consumidos frecuentemente, están entre los alimentos que más engordan.

Si se está intentando perder peso, estar en forma y cuidar la línea, hay otros alimentos más recomendados que los embutidos para tomar. No obstante, y combinados con el ejercicio adecuado, los mejores fiambres y embutidos son los que cumplen el binomio poca proporción de grasas y más cantidad de proteínas.

Pero el embutido puede aportar propiedades nutricionales

Los embutidos de calidad nos ofrecen proteínas saludables, minerales y vitaminas beneficiosos para nuestro organismo. Entre los minerales que podemos encontrar en los embutidos, que ayudarán a nuestro organismo a funcionar de forma adecuada, está el potasio, el fósforo y el hierro.


KucherAV || Shutterstock

En un análisis del contenido de grasas y de colesterol, puede afirmarse que las mejores opciones, las más sanas, son el jamón, bien sea serrano o cocido, así como la pechuga de pavo. En todos estos casos no se supera el 10% de grasas totales. La pechuga de pavo es el embutido con menor proporción de grasas. En algunas marcas no llega ni al 1%. Por eso, para una persona normal que no necesite perder peso, ingerir estos alimentos, dentro de un marco de vida saludable, no perjudica la salud.

¿Cuál es el embutido que menos engorda?

Si no se quiere renunciar al rico sabor de estos productos, hay embutidos que engordan menos que otros:

  • El pollo y el pavo cocidos: son los embutidos que menos engordan, por tener un menor aporte en grasas y colesterol. Además de ser carnes magras bajas en grasa, parte de estas se han eliminado en el proceso de cocción. Cabe destacar que la carne de ave en rica en proteínas.

embutido vegano

  • El jamón cocido: si es de calidad y está elaborado directamente a partir de jamones enteros. No debe haber presencia de gelatinas, harinas y aditivos y la mayoría de la grasa de este jamón conocido como York habrá desaparecido en el proceso de cocción.
  • El jamón curado, serrano o ibérico: también tiene un porcentaje muy bajo de grasas saturadas. Aunque puede ser muy calórico, sus ácidos grasos insaturados se han demostrado como muy útiles para luchar contra el colesterol. En la elección entre jamón serrano y paleta, el primero siempre tiene menos grasas.