Fit

El ajo negro, el superalimento que debes conocer

El ajo negro es una modificación del ajo blanco sometido a una serie de procesos. La diferencia es que está sometido a un tipo de tratamiento de forma enzimática para incrementar sus propiedades. Su aroma es menos intenso y más suave, con una estructura blanda y gomosa. Empezó siendo un producto típico de la cocina asiática y actualmente se utiliza en todo el mundo.

Se cree que los japoneses fueron pioneros en este proceso de los ajos. Para eliminar el olor tan intenso del ajo blanco lo ahumaron. El resultado fue un ajo de color negro y sin olor, sin embargo, el sabor resultó ser agradable y muy sutil.

Actualmente el proceso es diferente. Su modificación se lleva a cabo a partir de la fermentación del ajo blanco y otros procesos químicos. No se incorporan aditivos para la mutación, con lo que el ajo negro es un alimento natural.

¿A qué sabe el ajo negro?

Su sabor es más dulce, afrutado y con una ligera pincelada a regaliz. No genera mal aliento gracias a los procesos al que ha sido sometido.

El sabor del ajo negro lo hace más versátil. Puede untarse sobre una tostada o comerlo crudo en ensalada.

Propiedades del ajo negro

Beneficios del ajo negro

El ajo negro incrementa las propiedades antioxidantes además de presentar gran cantidad de proteínas naturales. El ajo negro supera el volumen de propiedades nutritivas y medicinales que el ajo blanco.

Refuerza el sistema inmune, con lo que se recomienda su consuma en los mese más críticos, como el otoño e invierno. Éste nos ayudará a tener las defensas más reforzadas de una manera natural.

Este alimento es muy recomendable para reducir los efectos de los radicales libres. Esto nos ayudará a retrasar el envejecimiento de las células y nos ayudará a prevenir una serie de enfermedades.


Cuando necesitamos un refuerzo para generar energía extra, normalmente pensamos en otros alimentos que nada tienen que ver con el ajo negro. Sin embargo, este alimento posee unas propiedades muy completas que también aporta la energía necesaria. Es muy recomendable para los deportistas, estudiantes o personas con mucha actividad del tipo que sea.

Podemos consumirlo en estados de ansiedad, depresión o estrés. Es abundante en nutrientes esenciales como, por ejemplo:

  • Alto contenido en proteínas, lo que nos ayuda a regenerar los tejidos de nuestro organismo además de crear nuevos.
  • Tiene un porcentaje alto de vitamina C, el cual es muy necesario para favorecer la acción antioxidante.
  • Los antioxidantes que nos proporción el ajo negro, son muy necesarios, además, para retrasar el proceso del envejecimiento, como veníamos diciendo al principio.

Lo ideal sería introducir este ajo a nuestra dieta a diario, entre 1 y 3 dientes. Se puede añadir a la pasta, a las ensaladas, untarlo en el pan o lo que se nos ocurra. Es conveniente no consumirlo por la noche ya que, como hemos comentado antes, su poder de energía es alto.

Beneficios del ajo negro

Beneficios del ajo negro

Las investigaciones realizadas demuestran que el ajo negro tiene propiedades con efectos anticancerígenos. Se ha demostrado que los tumores de algunos pacientes han disminuido tras la ingesta de suplementos ricos en ajo durante un tiempo.

Este producto es muy eficaz para disminuir el colesterol alto y los niveles altos de triglicéridos. Su consumo regular es conveniente para descender los niveles de grasa que pueden encontrarse en la sangre. Esto ayudará a prevenir una posible arteriosclerosis de manera natural.

El ajo negro tiene 10 veces más contenido en antioxidantes que el ajo blanco. Tras el proceso al que se somete, su mezcla picante se convierte de manera natural en sulfóxidos, los cuales tienen un efecto protector contra algunas enfermedades e inflamaciones.