Dieta desintoxicante de 1 día

Dieta depurativa de 1 día

¿Te has pasado en las últimas vacaciones? ¿Has comido y bebido más de lo habitual en los últimos días? Si has sido más permisivo con tu alimentación últimamente y tu cuerpo se resiente es hora de que lo desintoxiques. Pero, ¿cómo lo hacemos? Pues con una dieta detox. Este tipo de plan de alimentación está diseñado para eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo cuando aumentamos el consumo de alimentos que incluyen muchos componentes químicos, como los productos pre-cocinados o el alcohol. Según el nivel de excesos o del estado de salud existen diversos tipos de planes detox, los cuáles pueden ser desde un día hasta una semana.

Duración de las dietas detox

¿Cómo hacer una dieta depurativa de 1 día?

Una de las características fundamentales de estas dietas detox es la mayor presencia de frutas y verduras en todas las recetas. Tanto las frutas como las verduras nos aportan una mayor cantidad de agua y fibra que nos facilitarán ir más veces, y mejor, al baño. Esto, además de ser uno de los beneficios de las dietas depurativas, nos permite extraer las toxinas de nuestro organismo y evitar su acumulación en órganos como los riñones, el intestino o el colon.

Alimentos de una dieta depurativa de 1 dia

No sólo cambia el qué sino el cómo, ya que las dietas de 1 día para desintoxicar el organismo incluyen zumos y batidos en gran parte de sus recetas. Esto implica texturas más líquidas que sólidas, pero no significará que pasemos hambre, de hecho es probable que aportemos a nuestro organismo más nutrientes que durante los excesos. Gracias a estas texturas más líquidas y cremosas de los zumos detox, además de limpiar el organismo, permitiremos que nuestro sistema digestivo repose y después lo reactivemos con digestiones más rápidas y ligeras.

Menú para una dieta detox de 1 día

Además de frutas y verduras en forma de batido, el té detox será otro de los imprescindibles durante nuestra dieta depurativa de 1 día. Un ejemplo de plan detox que incluya todos estos elementos podría ser el siguiente, aunque la forma de combinarlos es flexible, sobre todo entre comidas y cenas, o la media mañana y la media tarde:

Antes del desayuno
Desayuno
  • 1 vaso de jugo de piña, manzana y apio.
  • 1 plato de fruta con yogurt natural, salvado de trigo y miel de abeja.
A media mañana


  • Batido a base de zanahorias, naranja, limón y agua. Los cítricos son fuente natural de vitamina C y depuran el organismo
  • Un té depurativo
Mediodía
  • Crema de espárragos blancos.
  • Sopa de verduras o de hongos
A media tarde
  • Batido rojo a base de frutas rojas como fresas, sandía, arándanos, limón pelado y agua.
  • 2 galletas de avena, tomate cherry (1) y una cucharada de queso frescos
Cena
  • Crema de verduras a base de puerros, calabaza y zanahoria.
  • 1 plato de fruta, 1 vaso de yogurt natural, 1 rebanada de pan integral y 1 taza de manzanilla.