Descubre qué es la nutrición holística y sus principios esenciales

Alimentos que no pueden faltar en una dieta

Quizás hayas leído en alguna parte u oído los términos nutrición holística o integrativa. Se trata de un tipo de alimentación en la cual no entiende la dieta como algo temporal, sino como un estilo de nutrirse, de manera determinada, íntegra y adecuada.

Para entender un poco mejor esta forma de alimentación, podemos referirnos al significado de la palabra "holístico", que quiere decir considerar algo como un todo. De ahí que la nutrición holística englobe el cuerpo, la mente y las emociones todas juntas. De hecho, esta tendencia está abriéndose paso cada vez más y alcanzando popularidad. ¿Te gustaría conocer un poco más en qué se basa la nutrición holística? Descubre sus características y sus principios esenciales, a continuación.

¿En qué consiste la nutrición holítistica?

Tal y como hemos mencionado, la nutrición holística se basa en entender la alimentación como un todo, teniendo en cuenta aspectos físicos, emocionales y espirituales. Esta tendencia de nutrirse nace tras la necesidad de acabar con el estilo de vida actual tan poco saludable, para contrarrestar los problemas de salud y llevar una alimentación sana y adecuada para el organismo.

La nutrición holística trata de incentivar una alimentación más natural, a través de alimentos sanos, frescos y orgánicos. Todo ello llevando un estilo de vida equilibrado y hábitos saludables, en todos los aspectos. En resumen, podríamos denominar a la nutrición holística como un modo de educar a las personas para que aprendan a alimentarse de forma coherente y personalizada, de tal manera que cuidemos nuestro cuerpo, mente y espíritu a largo plazo.

3 principios esenciales de la nutrición holística

Las características principales de la nutrición holística es la de incluir alimentos de temporada, orgánicos y a poder ser frescos. Ciertos alimentos no se limitan sólo a las verduras y frutas, sino que además se incluyen cereales, granos y semillas, así como germinados. Lo primordial es obtener mucha proteína vegetal que posee la gran parte de los nutrientes que el cuerpo necesita. Así que también se adjuntan otros tipos de alimentos, como tés, infusiones medicinales, algas, especias y frutos secos. Un ejemplo es la cúrcuma, la canela, la pimienta y el jengibre, entre muchas otras.


Consumiendo este tipo de alimentos, en su justa medida, evitaremos el temible picoteo, así como otros malos hábitos que perjudican la salud general del cuerpo, puesto que el cuerpo se adapta a esta nueva alimentación, evitando posibles desequilibrios nutricionales. Es fundamental para aprender a escuchar al organismo y darle lo que necesita y le sienta bien.

En base a todo ello pues, los principios más esenciales de la nutrición holística consta de 3 puntos importantes:

  1. Comer de todo, siempre dentro del grupo de los alimentos anteriormente citados, en especial los vegetales, frutas, cereales y proteínas de origen animal.
  2. No quedarse con hambre, adecuando la cantidad de cada plato a las necesidades de tu organismo, dado que cada persona es distinta y no todo el mundo necesita el mismo volumen de comida.
  3. Practicar ejercicio físico, es una de las mejores claves tanto para la nutrición holística como para llevar un nivel de vida saludable. Realizar deporte, entrenar o cualquier tipo de ejercicio físico ayuda a quemar calorías y mantener el cuerpo en su peso óptimo, además de ayudar a mejorar la salud integral.

Dicho esto, para llevar una alimentación holística adecuada necesitarás que tu dieta diaria se componga de proteínas (con prioridad las de origen vegetal), hidratos de carbono (fuente de energía que se puede encontrar en cereales y legumbres), grasas sanas (procedentes de aceites vírgenes y frutos secos), así como verduras y frutas (que aportan vitaminas, minerales y fibra para mejorar el tránsito intestinal)

Recuerda siempre consultar con tu médico antes de empezar cualquier tipo de dieta o alimentación diferente a la que acostumbras con normalidad.